miércoles, 26 de mayo de 2010

El ex embajador en el Vaticano Carlos Custer, de visita en Tucumán


Carlos Custer dirigente nacional de la CTA y ex embajador en el Vaticano, recorrió la provincia durante dos días siguiendo de cerca la realidad de las diferentes organizaciones sindicales y sociales. La visita del dirigente a Tucumán arrancó el martes y ayer culminó con una reunión con directivos de la Asociación de Prensa de Tucumán.
Los dirigentes intercambiaron sobre las diferentes realidades que se viven en el país. Acompañado por el secretario general de la CTA local, Salvador Agliano, Carlos Custer también dirigente de la central obrera nacional, recorrió varios lugares de la provincia y mantuvo encuentros con dirigentes y autoridades como ser monseñor Héctor Luis Villalba y el rector de la Universidad de San Pablo.

Ayer luego de intercambiar experiencias y de interiorizarse sobre varios asuntos de la vida cotidiana que atraviesan los jubilados estatales o el trabajo que vienen desarrollando las asambleas barriales de Crecer Juntos, Custer visitó la Asociación de Prensa de Tucumán. En la charla que compartió con el secretario gremial Héctor Heredia, el de Organización, Walter Alú, y el vocal Diego Tomas, Custer contó sobre la vida gremial y las etapas que mantiene la central obrera.

La Constituyente Social es una consigna que viene trabajando desde la CTA como propuesta y modelo de país al cual defiende el dirigente que fue embajador en el vaticano hace unos años. En su visión sobre el rol del Estado y la realidad que se vive actualmente, Custer señaló que Argentina es un país con una potencialidad enorme, con un problema en la que los argentinos no logran ponerse de acuerdo para enaltecer un proceso de desarrollo con participación popular e inclusión social.

“La CTA es amplia que busca no solamente a los trabajadores registrados sin que abarque a todas las expresiones del mundo del trabajo, aún aquellos que están desocupados. La CTA aporta aire fresco en la lucha sindical a pesar de que todavía no tenemos el reconocimiento ni igualdad de condiciones, pero que tarde o temprano se va a dar”, sostuvo en referencia a la posición política que tiene la central.

El dirigente manifestó que apostó a la constituyente social que intenta como objetivo buscar una mejor distribución de la riqueza, la democratización de las estructuras políticas sociales y culturales, la defensa de los recursos naturales. “Siendo que somos un país de los pocos que vendimos estos recursos”.

“El gobierno se fue quedando en las medidas del posibilismo. Pensamos que el gobierno debe tener una política más audaz como por ejemplo la política fiscal que no hizo nada. O la Ley de Minería en la cual le prohíbe al Estado intervenir en las cuestiones estrategas. El Estado es el principal actor. Y esto se torna gravísimo. Esta ley que viene de la época del “Menémismo” con una política de entregar todo.