miércoles, 26 de mayo de 2010

“No nos resignamos, no aceptamos una sociedad injusta”.

“No nos resignamos, no aceptamos una sociedad injusta”. Con estas palabras Carlos Custer sintetizó el desafío que significa construir la Constituyente Social desde las diversas experiencias de organización popular existentes en nuestra Patria, en el marco de una Asamblea convocada por la Organización Crecer Juntos de Tucumán.
El ex embajador y dirigente de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Carlos Custer participó el día Miércoles 19 de mayo, junto a Silvia León de ATE – Salud de la Asamblea organizada por Crecer Juntos en su Sede Social en el Barrio Juan Bautista Alberdi Norte “El Trula” ubicado en el Noroeste de San Miguel de Tucumán
Se sumaron también a dicha Asamblea el Secretario General de la CTA -Tucumán, Salvador Agliano y el Asesor Legal de la CTA -Tucumán, Bernardo Lobo Bugeau.

Los compañeros/as se interiorizaron de algunas notas de la realidad frente las que Crecer Juntos viene desarrollando sus acciones cotidianas, así también las urgencias que ocupan la preocupación y el esmero del compromiso asumido desde hace 17 años en los 9 barrios donde trabaja la organización.

Salvador Agliano resaltó que en estos tipos de espacios “estamos construyendo desde abajo el proyecto de patria más justa y solidaria que necesitamos, en esa lucha nos encontramos en este Tucumán tan ecléctico, tan complicado, tan cruzado por las tramas de las prebendas, de la corrupción, la dependencia, y allí apostamos a constituirnos, no como dependientes del Estado sino a ser parte de el, porque el mismo debe ejecutar las mejores políticas con protagonismo y democracia, las mejores políticas para el bien común y sobre todo las mejores políticas para los más pobres de nuestra patria”… “y nos toca construir en una provincia donde pasaron por el poder Bussi y Palito Ortega… pero también contamos y probamos que somos capaces de construir de otra manera, y estas experiencias nos animan a creer que es posible plantearnos en serio una CTA para los próximos 10 años que construya poder popular de esta manera”

Por su parte el compañero Carlos Custer hizo presente el saludo afectuoso y cercano del compañero Víctor de Genaro y resaltó el valor que tiene en las construcciones sociales populares el rol de las compañeras cuando se organizan. Presentándose como un entusiastas de la Central y de la Constituyente Social caracterizó el desafío que nos queda por delante “es conocernos y reconocernos, reconocer que en el esfuerzo extraordinario del trabajo realizado por ustedes no están solos, hay muchos que están en la lucha, incluso en otros campos buscando prestar servicios y organizándonos como Pueblo.

Justamente es esto lo más rico de la Constituyente Social cuando busca articular esa diversidad de acciones, unidos en la diversidad conservando nuestra autonomía, especificidad y prioridades. Construir, no en soledad y aislados, sino buscándonos y encontrándonos, articulando porque lo que tenemos que conseguir es que no nos aíslen…

Esta es la idea de la Constituyente Social, constituirnos socialmente, donde nos convocamos todos los que estamos dispersos, conocernos, reconocernos, establecer lazos solidarios e ir buscando como construimos esta fuerza que nos permita incidir en la realidad en que vivimos buscando los cambios profundos, cambiar las causas de la injusticia, de la desigualdad, de la acumulación desmedida de riquezas de unos cuantos y de un modelo de Democracia confiscada donde unos muy pocos se disputan el poder mientras las enormes mayorías pretenden dejarnos como meros espectadores.

La Constituyente Social, tal como la estamos construyendo, va permitiéndonos saborear la experiencia en la que es posible construir solidariamente en la diversidad, nos va permitiendo poder comprender que no somos pocos, somos millones los que estamos soñando ese otro modo de vivir la Democracia para nosotros y para nuestros hijos, solo falta conocernos y reconocernos.

Esta experiencia ya la pudimos vivir en la construcción de la Central de los Trabajadores Argentinos, como una Central diferente de los Trabajadores, una Central que tenga valores éticos y solidarios que desde el principio optó por agrupar a todos los trabajadores: a los ocupados y a los desocupados, a los jubilados, donde damos un lugar importante a la juventud construyendo junto a ellos un mensaje claro: no nos resignamos, no aceptamos una sociedad injusta.”

La compañera Silvia León (ATE – Salud) pudo compartir con la asamblea el valor de estas maneras de construcción y el potencial para el cambio que tienen las mismas. Asimismo el valor que adquiere la construcción de la unidad en dinámicas que reconozca la diversidad, no como una amenaza, sino como una condición para los modos democráticos y participativos a los que aspiramos. También expreso su alegría y emoción al haber podido participar en la Asamblea y conocer la experiencia que viene desarrollando Crecer Juntos.

La Asamblea continuo con un almuerzo compartido y en el clima de fraternidad continuar soñando juntos y juntas las mejores maneras de avanzar fortaleciendo el compromiso de constituir en Tucumán esa herramienta valiosa que reconocemos en la Constituyente Social.