lunes, 25 de octubre de 2010

CTA Tucumán en plan de lucha

Atento a la situación que viven los trabajadores de la provincia y de la Nación, desde la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) – Tucumán se ha dispuesto exigir a las autoridades la incorporación a la planta de personal de las administraciones públicas a todos los trabajadores que están incorporados como beneficiarios en los distintos programas sociales.
Motiva esta determinación a dos situaciones que hoy se dan en el País:

1º) Actualmente las reglamentaciones que regulan la actividad laboral en Argentina establecen que todo trabajador debe ser considerado como empleado de planta luego de cumplir los seis meses de cumplir con las tareas que desarrollan en forma ininterrumpidas. Como se sabe, y se lo vive a través del reclamo de los trabajadores de las comunas y municipios, el principal moroso en el cumplimiento de las normativas es el patrón Estado. Entendemos de la CTA – Tucumán que es momento de clarificar la situación de todos aquellos que de una u otra forma vienen siendo rehenes de punteros o dirigentes por el simple hecho de haberlos incorporados para que reciban un beneficio que a la postre les corresponde.

2º) Tanto desde el Estado Nacional como provincial, sus autoridades hacen gala de la baja de la desocupación, que analizando los números se debe a la implementación de los distintos programas sociales. Estamos convencidos que el cambio de nomenclatura en los planes o programas a empleados se estaría cumpliendo con la premisa de regularizar la situación de precariedad laboral que hoy gozan los trabajadores con el consiguiente beneficio de poder acceder a la cobertura social, la que se extendería a todo su grupo familiar, y con dar por finalizado el estado de precarización e incertidumbre que tienen los trabajadores al no tener una fuente de ingreso cierta.

Es idea de esta conducción que tanto la provincia como la Nación, arbitren los medios para que se cree una figura laboral y se incorpore a todos los beneficiarios de planes y programas sociales a las estructuras laborales con un salario que no sea inferior al mínimo vital y móvil, como una forma de cumplir con tantos enunciados que hacen las autoridades.

Desde la CTA – Tucumán comenzaremos a luchar por la dignidad de los trabajadores motor de la actual situación de bonanza financiera que vive el país, al tiempo de exigir, también la implementación de controles en los precios de los productos que componen la canasta básica de alimentos.