viernes, 26 de noviembre de 2010

Queremos votar * por Pipon Giuliani

Montado en su condición de interventor de la CTA, a partir de la prórroga de mandato otorgada en tiempo récord por el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, Hugo Yasky convocó a reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional de la Central cuyo mandato expiraba el 30 de septiembre, para el jueves 25 de noviembre a las 16.00 en el Salón Azul de la sede nacional de la calle Piedras con el objeto de considerar la convocatoria a elecciones complementarias de la CTA, tal como lo dispusiera el Tribunal Arbitral de Resolución de los Diferendos Electorales.
Insólitamente a esa hora sólo estaban presentes en el lugar los 17 integrantes de la anterior conducción de la CTA que responden a la Lista 1 Germán Abdala.

En efecto, desde las 16.00 y por espacio de más de una hora permanecieron aguardando que quien había convocado al encuentro concurra a la cita los siguientes compañeros:

Pablo Micheli, Secretario Adjunto; Víctor De Gennaro, Secretario de Relaciones Institucionales; José Rigane, Secretario de Organización; Juan Carlos Giuliani, Secretario de Comunicación y Difusión; Adolfo Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales; Víctor Mendibil, Secretario de Interior; Lidia Meza, Secretaria de Previsión Social; Ricardo Peidro, Secretario de Derechos Humanos; Alejandra Angriman, secretaria de Género e Igualdad de Oportunidades; Daniel Jorajuría, Secretario de Finanzas y los vocales Carlos Ferreres, Elsa Picado, Claudio Lozano, Silvia León, Élido Veschi, Horacio Fernández y Jorge Yabcowski.

Al cabo del tiempo de espera sin que apareciera Yasky ni ningún otro integrante de la Lista 10 que revistaba en la anterior Comisión Ejecutiva de la Central, se decidió, con la intervención de una escribana pública, redactar un acta donde consta la presencia de los compañeros de la Germán Abdala para participar de la convocatoria, la voluntad de realizar las elecciones complementarias y, finalmente, convocar a esos comicios en las provincias de Misiones, Mendoza y Tucumán y en 48 urnas de otros siete distritos el 9 de diciembre. Varios periodistas de distintos medios de comunicación de alcance nacional son testigos de esta situación.

No obstante haber cumplido con los pasos procedimentales que correspondían para actuar en tiempo y forma acorde a la importancia de la reunión, el compañero Micheli llamó a Pedro Wasiejko, Secretario Adjunto de la anterior conducción y compañero de fórmula de Yasky en la Lista 10 para expresarle su preocupación por la incomprensible actitud asumida por ese sector, el daño que se estaba provocando a la Central y, sobretodo, exhortándolos a que preservaran la institucionalidad de nuestra organización y bajaran al Salón Azul para acordar la fecha y modalidad de las elecciones complementarias.

Wasejko se comprometió a transmitir ese gesto a Yasky y compañía y poco después, alrededor de las 17.30, se inició una extenuante ronda de negociaciones en la que participaron, en representación de la Lista 1 los compañeros Ricardo Peidro, “Fito” Aguirre y Horacio Fernández, en tanto que por la Lista 10 lo hicieron el propio Wasiejko, Stella Maldonado y Roberto Baradel.

Después de las consabidas marchas y contramarchas propias de una negociación para pulir los detalles de la modalidad del acto electoral, en la que, vale la pena aclararlo, la Lista 1 hizo importantes concesiones y trató en todo momento de allanar el camino para llegar a las elecciones, cuando el reloj marcaba algunos minutos más que las 22.30, la Lista 10, a través de Baradel, volvió a correr el arco presentando nuevas exigencias que, a todas luces, portaban la intención de provocar el fracaso del acuerdo que ya estaba prácticamente redactado.

Así las cosas, después de casi siete horas de hacer el aguante y soportar la ausencia en la reunión de quién la había llamado por Carta Documento y a través de una Solicitada en el diario Página 12, los integrantes de la Lista 1 decidieron dar por terminada la negociación y retirarse del edificio de la calle Piedras al 1065, con la firme convicción de no caer en ninguna provocación ni en otra dilación en este proceso que ya lleva más de dos meses y, consecuentemente, llamar, como corresponde, a elecciones complementarias de la CTA en base a los puntos que hilvanaban el acuerdo con la Lista 10 y que, intempestivamente, un destacado integrante de esa nómina se encargó de pulverizar.

Todo lo que se diga distinto a esta crónica es producto de la fantasía. Lo que acá relatamos es lo que pasó. Hay decenas de compañeros que así puede corrobarlo.

Al fin y al cabo, esta es es la pura verdad.