sábado, 11 de diciembre de 2010

ATE - CTA reclama por reivindicaciones

Debido a la decisión del Gobierno de no otorgar una mejora salarial de emergencia antes de fin de año, distintos gremios y organizaciones sociales cortaron las calles céntricas de San Miguel de Tucumán y los accesos a la ciudad de Aguilares, en el Sur. las columnas estuvieron encabezadas por compañeros de ATE-CTA, FGE, también estuvieron presentes los compañeros de la CTA mesa ejecutiva.
El sol abrasador, una molesta sinfonía de bocinazos, ánimos alterados e insultos entre automovilistas, son los factores que se conjugaron ayer para alumbrar otra caótica jornada de protesta en las calles de San Miguel de Tucumán.


Tal como habían anunciado, ante la negativa del Gobierno a otorgar una ayuda salarial de emergencia antes de fin de año, los gremios estatales cortaron las calles céntricas de la ciudad y marcharon a la plaza Independencia, generando severos inconvenientes en el tránsito vehicular. La medida, una vez más, obligó a las líneas de ómnibus a modificar sus recorridos durante las más de dos horas en las que se realizaron los piquetes (desde las 10.00 hasta pasado el mediodía), perjudicando a los usuarios del servicio. También fueron "víctimas" del malestar de los estatales los taxistas y particulares que se animaron a ingresar al microcentro y que debieron lidiar con insoportables embotellamientos.

Los cortes, que fueron protagonizados por ATE-CTA,trabajadores de la sanidad,compañeros  del Instituto Provincial de la Vivienda, entre otras organizaciones sindicales, políticas y sociales, se realizaron en las esquinas de 25 de Mayo y Mendoza; 24 de Septiembre y 9 de Julio; y San Martín y Laprida.

Si bien habían anunciado que también realizarían cortes en los principales accesos a la Capital tucumana, con lo cual la ciudad quedaría prácticamente sitiada por los piquetes, los gremios estatales resolvieron concentrar la protesta en la zona céntrica.

"Las bases están exigiendo que salgamos a la calle, porque no queda otra salida frente a la postura que tomó el Gobierno, pero lamentablemente hay muchos compañeros que no salieron y prefirieron mirar por las ventanas como unos pocos reclamábamos bajo los rayos del sol, porque hay cierto conformismo, en algunos casos, y también porque reciben presiones de sus superiores para no protestar, bajo amenaza de ser sancionados. Por eso sólo cortamos el centro", explicó  Marcelo Sánchez, referente de ATE.


Por su parte, Sánchez, ratificó el planteo del sector "para que el Poder Ejecutivo disponga una mejora salarial de emergencia antes de fin de año, que sirva para paliar la difícil situación que padecen los trabajadores debido a la inflación".

Tras instar a los trabajadores que "salgan a pelear por su dignidad y la de sus familias", el dirigente sindical advirtió que, de no mediar una respuesta favorable del Gobierno al reclamo del sector, "desde la próxima semana se realizarán protestas con movilizaciones y cortes de calles y rutas todos los días". Agregó que el próximo lunes "se realizará un plenario en la sede de ATE (Buenos Aires al 600), para coordinar con  el FGE y distintas organizaciones sociales cómo se intensificarán las medidas de fuerza".

Casi a la misma hora en que los estatales cortaban las calles de la ciudad y la ruta 38, el gobernador José Alperovich, en declaraciones a la prensa, salía ayer a ratificar su decisión de no otorgar el aumento salarial exigido.

"No va a haber (aumento) porque el acuerdo fue durante todo el año. No hay plata, por más que reclamen", expresó y reiteró lo que ya había aclarado el jueves último: "El nuevo diálogo salarial se va a iniciar recién en marzo del año que viene", sentenció.

A la hora de justificar su postura, el Mandatario tucumano insistió en que "no hay dinero" para hacer frente a la mejora exigida por los sindicalistas, tras lo cual recalcó que "cuando uno hace el acuerdo (por los sueldos) en marzo, eso es para todo el año".

De todas maneras, frente al creciente conflicto con los gremios, Alperovich aclaró que "la instrucción que tiene el Ministro de Gobierno (Edmundo Jiménez) es negociar, charlar, sentarse, porque están abiertas las puertas para poder charlar".