miércoles, 12 de enero de 2011

La libertad de expresion ahora es un hecho

A veinte días de que el interventor designado por el Ministerio de Trabajo de la Nación en la Central de Trabajadores de la Argentina, Hugo Yasky, decidiera arbitraria y unilateralmente acaparar las claves de los sitios de la CTA en Internet -propiedad común de todos los afiliados- con la peregrina idea de sacarnos de la cancha para que no se conozcan nuestras prioridades, acciones y estrategia para reconstruir la Central, les anunciamos que a partir de este momento hemos rehabilitado nuestros canales de comunicación sin intermediarios.
Pipon Giuliani,Secretaría de Relaciones Institucionales, En efecto, hemos puesto en funcionamiento el sitio www.agenciacta.org que representa el verdadero sentir de la inmensa mayoría de los trabajadores enrolados en la CTA que dieron el triunfo a la Lista 1 Germán Abdala en los comicios del 23 de septiembre y en las elecciones complementarias del 9 de diciembre. Adelantamos, además, que próximamente estará en funcionamiento también el nuevo sitio de la página institucional de la CTA.


Les comunicamos que nuestro contacto para recibir noticias, críticas, aportes, sugerencias, etcétera, se canaliza escribiendo a nuestra dirección de correo electrónico, prensa@agenciacta.org.

Aprovechamos la oportunidad para solicitarles a todas las compañeras y compañeros que den la más amplia difusión a la nueva dirección de ACTA –www.agenciacta.org- y que repliquen esta información por todos los medios a su alcance: correo electrónico, facebook, twitter, páginas en Internet de organizaciones gremiales, sociales, territoriales, culturales, de las regionales de la CTA de provincias o locales, etcétera.

La consigna es volver a Rodolfo Walsh: “Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente…. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad”.

Hoy volvemos a estar comunicados a través de nuestros propios medios. Y ese anuncio es, a no dudarlo, una buena noticia.