Lo que se puede o lo que se debe

Habiendo transcurrido más de un año de gestión al frente de la  CTA TUCUMAN podríamos afirmar a modo de balance operativo,  que colectivamente priorizamos optar por el camino hacia lo que se debe, para no apostar a la lógica del posibilismo tomando el tentador atajo de hacer lo que se puede, y congelar - de esta manera - nuestro accionar en una posición “políticamente correcta” de carácter meramente formal o virtual,  pero alejada del protagonismo real.

Sin lugar a dudas “lo que se debe” implica profundizar la convicción en el compromiso asumido con la voluntad de las compañeras y compañeros que democráticamente nos eligieron   en las elecciones de nuestra central el 23 de Septiembre de 2010 y ratificaron su decisión en las complementarias de diciembre del mismo año.

Nuestra opción fue oír los ecos del grito de Burzaco y ganar nuevamente las calles, ponernos a la vanguardia de los reclamos populares y no a la saga de los mismos, participar del congreso nacional con más de 10.000 compañeras y compañeros en Mar del Plata, inaugurar nuestra nueva sede, organizar en Tucumán la masiva movilización en el marco de la jornada nacional de protesta el 8 de junio, asistir junto a mas de 200 compañeras y compañeros de todo el país al Confederal de agosto en Buenos Aires, coordinar en nuestra provincia la marcha nacional el 23 de septiembre en reclamo por la libertad y la democracia sindical, incluyendo el repudio al Ministro Tomada por su flagrante intromisión en la vida interna de la CTA, ser protagonistas de todas las movilizaciones en las que los justos reclamos de los trabajadores fueron ejes convocantes, y fue así como logramos recuperar, nuestro rol militante en el campo popular.

Reforzamos una consigna fundacional de la CTA como  central de trabajadores cimentada en la  lucha por la libertad y la democracia sindical con participación directa de los trabajadores, como contracara de un modelo sindical funcional al fortalecimiento de estructuras burocráticas que responden a la lógica del unicato corporativo.

Consolidamos la concepción inclusiva que incorpora en el concepto de trabajador o trabajadora a todos aquellos que por su condición de sujetos sociales constituyen  una masa crítica calculada en más de 15 millones de trabajadores cuyas dos terceras partes,  se encuentran excluidas de un marco regulatorio formal, y se manifiestan en los casos de quienes padecen la oprobiosa condición de ser precarizados, sub-ocupados, tercerizados, desocupados y otras variantes, generadas por  un modelo de gobierno que lamentablemente algunos compañeros optaron por acompañar y avalarsu profundización, sin considerar que la resultante del mismo, condena a nuestros viejos y a nuestros niños a ser las principales víctimas.

Junto a los gremios representantes de los trabajadores docentes ATEP y estatales ATE, fundadores de la CTA en Tucumán, que en sus comienzos se conformó como ASAMBLEA DE LOS TRABAJADORES, impulsamos la incorporación de nuevas organizaciones del sector privado provenientes del  rubro metalmecánico, transporte, construcción, telecomunicaciones y propiciamos la organización colectiva de otros sectores desde el seno de nuestra central local.

También acompañamos a los trabajadores de la salud pública provincial desde el inicio de sus reclamos como autoconvocados, en sus memorables y estoicas marchas, las carpas de la resistencia junto a los jubilados, su organización posterior como sindicato autónomo el SITAS y continuamos hoy compartiendo reclamos, logros y proyectos futuros. Mantenemos viva la esperanza y estamos seguros que junto a la FESPROSA se incorporarán orgánicamente a la CTA.


Las organizaciones sociales tienen un rol destacado dentro del marco institucional y formal a cargo de las Secretarias de Genero, DDHH y Capacitación pero fundamentalmente en la acción concreta cuando las circunstancias ordinarias o extraordinarias lo requieren o nos requieren como en el caso de CRECER JUTOS, la CCC, o el Movimiento Social del Deporte - MSD, entre otras.

Impulsamos la creación del Observatorio de Derecho Social, con jóvenes abogados del foro local en línea  con el Observatorio de CTA Nacional orientado a la investigación y  asesoramiento a trabajadores y trabajadoras no solo en derecho laboral y sindical, sino en temas relacionados con la defensa de los DDHH y las reivindicaciones de los Pueblos Originarios, además Junto a Pipón Giuliani estamos trabajando para el próximo año en el lanzamiento de la cátedra de Historia de Sindicalismo, en una universidad local.

La participación en  política electoral no estuvo ausente ni vedada a nuestros compañeros y compañeras que optaron por ella dignamente, pero nunca en representación de la CTA ya que nuestra prescindencia  como organización garantiza la pluralidad ideológica institucional como así también nuestra independencia del poder y los patrones.

Sin lugar a dudas faltan muchos anhelos y objetivos para poder consolidar esa central de masas que queremos construir con mas inclusión, con la incorporación y formación de 100 mil delegados en cada fabrica en cada barrio, en los clubes, universidades y en todos aquellos lugares donde se requiera luchar por nuestros derechos laborales para lograr de esta manera no tener que delegar mas y ser garantes de nuestras reivindicaciones y de la dignidad de nuestros viejos y nuestros niños.

Finalmente podríamos afirmar con certeza que a la luz de los hechos y la respuesta de los compañeros y compañeras en este periodo de nuestra gestión, que no equivocamos el rumbo cuando nos decidimos a  transitar  por la senda que nos indica hacer lo que se debe.

Salvador Agliano
Secretario General
CTA - TUCUMAN