jueves, 22 de diciembre de 2011

Misa por la memoria de César Américo Zelarayán‏

Se cumplen dos años de la desaparición física del ex Secretario General del gremio docente, y secretario general de la CTA, desde su creacion en Tucumán. Hombre de lucha y compromiso social.

La Misa por la memoria de César Américo Zelarayán, se realizara hoy Viernes 23 a hs. 12 en la Iglesia Catedral.

El Profesor Cesar  Zelarayan un Falleció 24 de diciembre de 2009. Hombre de lucha y compromiso social. Fue elegido en 1989 Secretario Gral. de ATEP por el voto directo de los afiliados, y desde entonces fue re- elegido para el cargo en cinco oportunidades consecutivas, estuvo 20 años en la conducción. Fue un excepcional líder, visionario, de carácter firme, y voluntad inquebrantable.

Durante sus 20 años de gestión recuperó una institución quebrada. Se adquirió y construyó la sede propia del gremio, donde luego se construyó el nuevo edificio de la  sede central, y que hoy lleva su nombre. También bajo su conducción se inauguraron 10 filiales en el interior de la provincia. Se remodelaron a nuevo las hosterías de San Pedro Colalao y Tafí del Valle.

Sostenía que "con honestidad y esfuerzo se puede “lo que demostró al cerrar sus balances con superávit, y brindando servicios y bienes a los afiliados: colonias de vacaciones gratuitas para hijos de afiliados y jubilados, cursos, departamento compras, turismo social, becas, donaciones, sorteo gratuito de automóviles 0 Km para el día del Maestro.

 Su gestión permitió a la docencia, la gradual recuperación de sus derechos laborales como así también de un nivel salarial que fue referencia para el resto de los empleados públicos. Se alcanzaron mejoras en las condiciones de trabajo: concursos, titularizaciones, participación en las paritarias, incorporación a la docencia al movimiento sindical integrando la Asamblea de Trabajadores ,que luego daría origen a la Central de Trabajadores Argentino, de la cual fue su Secretario General.

Era dueño de un estilo de gestión basado en el diálogo para la presentación de los legítimos planteos. La defensa de la Escuela Pública, los derechos laborales de los docentes y el acceso a la educación en igualdad de posibilidades para todos fueron los fundamentos de su lucha.
Su desaparición física no es olvido para ATEP. Es un ejemplo a imitar y un deber conservar su legado.