La CTA exige aumentos salariales del 30%

La Central de Trabajadores de la Argentina que conduce Pablo Micheli salió al ruedo a plantear su reclamo de recomposición salarial. Se diferenció de la fracción kirchnerista, que pidió un 25%. Exige aumentos de! l 30% acordes con el nivel inflacionario, participación en las ganancias empresarias y mejoras en las condiciones de salud y laborales de los trabajadores.

"Las negociaciones no pueden ubicarse por debajo del 30% de incremento salarial a fin de sostener el poder adquisitivo frente al aumento del costo de vida debido a la inflación y además sumando en cada sector industrial incrementos en base a las ganancias-rentabilidad empresaria", indica el comunicado de prensa firmado por Pablo Micheli y Ricardo Peidro, secretario general y secretario adjunto de la Central respectivamente.

La CTA justificó su exigencia del 30% debido a la inflación (consideran que en 2011 fue de un 25%). Además, a través de un comunicado, sugirió tratar el reparto de las ganancias empresariales entre los trabajadores y pidió por una ampliación de los derechos laborales.

Según los números que difundió la Central en un comunicado, consideran que la inflación durante el último año fue de 25 por ciento. La base del incremento "siempre debe ser el costo de vida de los trabajadores en nuestro país", explicaron.

La declaración sostuvo que las negociaciones deben apuntar a la recomposición del poder adquisitivo y que la base del incremento “debe ser el costo de vida de los trabajadores”.

Y agregó que “en cada sector industrial y privado es preciso tener en cuenta la participación en las ganancias empresarias de los propios trabajadores, no sólo para recomponer poder adquisitivo, sino para mejorar la calidad de vida”.


La CTA destacó "tres componentes centrales" en las futuras discusiones:

* "La recomposición salarial frente a la inflación del 25%, con lo cual la base del incremento siempre debe ser el costo de vida de los trabajadores en nuestro país y sus necesidades para una vida digna.

* En cada sector industrial y privado hay que tener en cuenta la participación en las rentabilidad/ganancias empresarias de los propios trabajadores para que los incrementos no sólo recompongan el poder adquisitivo sino efectivamente mejoren nuestra calidad de vida y distribuyan ingresos.,

* Creemos necesario que se incorporen en las negociaciones colectivas mejoras en las condiciones de trabajo y de la salud de los trabajadores en términos de ampliar derechos laborales y cuidado del trabajador. Asimismo la incorporación del derecho a jardines/guarderías materno-paternales universales en cada actividad resulta fundamental", finalizó la Central.