jueves, 28 de junio de 2012

Los Visitadores Medicos anticipan medidas de Fuerza


Se levo a cabo el congreso extraordinario de la FAAPROME - CTA con la participación de los representantes de todos los sindicatos que la conforman contando con la presencia solidaria del CENTRO DE AGENTES DE PROPAGANDA MEDICA DE CORDOBA.

El congreso fue  presidido por  Salvador Agliano, Secretario General de la Federación, Eduardo Zabalegui, Secretario General de la Seccional Capital federal de AAPMRA y  José Luis Borghi, Secretario General de AAPM SANTA FE.

El congreso ratificó por unanimidad la reincorporación de AAPM ROSARIOrepresentado por su Secretario General, Jorge Martín, al seno de la Federación como así también los miembros  paritarios que representarán a las Visitadoras y Visitadores Médicos Rosarinos en las negociaciones colectivas en curso.

Luego de un pormenorizado informe y posterior debate sobre el estado de las tratativas y sus potenciales resultados en el trascurso del mes, se facultó al Secretario General para continuar con las negociaciones y disponer la puesta en marcha de un plan de lucha en caso de no obtenerse los resultados requeridos.

Por último el congreso se pronunció en apoyo a la medida de fuerza que en el día de la fecha dispuso un sector la CGT que contó con la solidaridad de la CTA y enarbola las mismas consignas que tuvo el paro y movilización llevado a cabo el próximo pasado 8 de junio con la masiva participación de las Visitadoras y Visitadores Médicos de todo el país 

Leer más...

ATE movilizó en Tucumán por nuevas paritarias

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) secccional Tucumán, movilizó este miércoles a sus afiliados en reclamo de aumento de salarios, en el marco de la jornada de lucha marcada a nivel nacional. En tal sentido, consideran insuficiente el aumento del 21 por ciento acordado por UPCN con el personal estatal nacional. Piden equiparación con los estatales provinciales.



En el caso de la actividad gremial en nuestra provincia, ATE realizaron una manifestación frente a la Secretaría de Trabajo de la provincia, para luego dirigirse a plaza Independencia.

Cabe recordar que ATE a nivel nacional lanzó un paro por 24 horas que regio durante 24 horas y por el cual se vio resentida la atención en diversas dependencias nacionales.


Leer más...

martes, 26 de junio de 2012

Si al Paro No a la Movilizacion el Miercoles


El titular de la Central de Trabajadores de la Argentina, Pablo Michelli, adelantó que  acompañará la medida de fuerza, pero no se movilizará: "No fuimos invitados; evidentemente se resolvió que sea un acto exclusivo de la CGT", disparó
 El secretario General definió finalmente la postura  tras la convocatoria al paro con movilización del próximo miércoles.

"No le vamos a dar la espalda a la medida de fuerza de la CGT, pero no vamos a participar de la movilización porque evidentemente Hugo Moyano ha resuelto que esto sea un acto exclusivamente de le CGT", confirmó el gremialista.

En el mismo sentido, Micheli explicó: "Hasta ahora no hemos recibido ninguna invitación formal para participar de la movilización; por eso bancamos el paro pero a la marcha no vamos a ir".

Finalmente Micheli manifestó que la CTA comparte los reclamos que hace la CGT por el aumento del mínimo no imponible, la universalización del salario familiar y la ayuda escolar, porque, según recordó, "son los mismos reclamos que hizo esta central en el paro con movilización del 8 de junio pasado".

Leer más...

Jornada de Paro y Movilizacion de ATE


CTA TUCUMAN, en concordancia con su politica de reclamar por lo que corresponde al conjunto de los trabajadores resolvio adherirse al Paro Nacional del 27 de junio, de la Asociación de Trabajadores del Estado ATE Tucumán.

Las consignas son: Por paritarias sin techo.  Eliminación del impuesto a las ganancias. 82% móvil para los jubilados y jubilación mínima igual al salario mínimo, vital y móvil. Unificación de las asignaciones familiares y eliminación del tope. Paritarias para los trabajadores del Plan Argentina Trabaja. Trabajo para las cooperativas populares.  Anulación de la Ley Antiterrorista, desprocesamiento de los luchadores sociales · Libertad y democracia sindical. Entre otras reivindicaciones.
Leer más...

jueves, 21 de junio de 2012

La CTA manifiesta su solidaridad activa con los camioneros


Ante los hechos de público conocimiento sobre la utilización de Gendarmería Nacional para obstaculizar el legítimo derecho de huelga de los compañeros Camioneros (Rama de Transporte de Combustible), la Comisión Ejecutiva Nacional de la CTA  hace saber su repudio al intento de sustituir a los huelguistas con personal de fuerzas de seguridad y amenazas de represión.

El Derecho de Huelga esta garantizado por la Constitución Nacional,  no tratándose de un servicio esencial,  y su impedimento constituye una violación clara del Gobierno Nacional quién no tiene potestad para impedir su ejercicio.

Nos solidarizamos con los compañeros Camioneros porque sus reivindicaciones son las nuestras y fueron parte de nuestro reclamo en el Paro Nacional del 8 de junio pasado.

Por eso reiteramos:

1.- Eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre los salarios de los trabajadores.

2.- Universalización de las asignaciones familiares sin topes.

3.- Aumento salarial en paritarias sin techos.

4.- Derogación de la ley Antiterrorista y fin de la criminalización de la protesta.

Le hacemos llegar nuestra solidaridad activa a los compañeros del Consejo Directivo del Sindicato de Camioneros  y reiteramos nuestro llamado  a la unidad en la acción y a la elaboración de un pliego de reivindicaciones comunes.



Fuente: www.agenciacta.org
Leer más...

lunes, 18 de junio de 2012

Trabajo convocó a paritarias en respuesta al plan de lucha llevado a cabo por los Vistadores Médicos


Después de dos intensas semanas de plan de lucha y del masivo acatamiento al paro nacional de visitadores médicos del pasado 8 de junio, finalmente el Ministerio de Trabajo de la Nación tuvo que convocar nuevamente a reunión de paritarias a la representación sidical de los Visitadores Médicos con las Cámaras empresarias farmacéuticas (CILFA - Cooperala - CAEME), logrando así destrabar la negociación colectiva de los APMs de todo el país.




En el marco de esta situación, el 13 de junio el Plenario de Delegados de base que se llevó a cabo en la sede de La Asociación Agentes de Propaganda Médica de la República Argentina (AAPM-CTA) decidió hacer un paréntesis en las medidas de fuerza y plan de lucha hasta el de 25 de junio, momento en que se realizará nuevamente este plenario para evaluar el proceso de las negociaciones paritarias y sus avances.

Un hecho inédito y grave es que el Ministerio de Trabajo de la Nación en la reunión paritaria de hoy se negó a plasmar en el acta de dicho encuentro el petitorio de reclamos de los visitadores médicos principalmente evitando registrar en un acta oficial paritaria el porcentaje de aumento salarial demandado a la industria farmacéutica.

De todas maneras, se presentaró por mesa de entradas el pliego de demandas completas de los Visitadores Médicos, para incorporarlas al expediente de la cartera laboral de la paritaria del sector.

Pese a este contexto, asimismo se logró establecer una reunión con las Cámaras empresarias fuera del ambito ministerial gubernamental en los próximos días. En tanto, para el día 21 de junio se llevará adelante una nueva reunión de negociación paritaria en el ámbito del Misterio de Trabajo de la Nación.

La FEDERACION ARGENTINA DE AGENTES DE PROPAGANDA MEDICA (FAAPROME - CTA)  reclama un 36,5% de recomposición al básico y mejoras de condiciones de trabajo en el Convenio Colectivo como: reconocimiento de gastos de movilidad, sala materno-paternal para hijos de 0 a 5 años, licencias especiales, jornada laboral, pago de antigüedad sin topes, vacaciones, reconocimiento especial para los trabajadores de zonas donde el costo de vida es superior al resto del país, cláusulas de genero, eliminación del impuesto a las Ganancia en nuestro salario, 82% móvil en jubilaciones, entre otras demandas.

Leer más...

La CTA repudia la aparición pública del asesino de Carlos Fuentealba

Expresamos nuestro repudio y estupor ante la noticia de saber que el asesino material de Carlos Fuentealba se pasea por las calles de la ciudad de Zapala, provincia de Neuquén.

Este personaje lamentable de la Policía Neuquina, Darío Poblete, quien debe cumplir su condena de cadena perpetua, cuenta con la complicidad de la Justicia y el Servicio Penitenciario de la provincia de Neuquén.

Hacemos responsable al gobierno de Jorge Sapag por la permisividad mostrada. Dando este ejemplo de impunidad, el entramado del poder neuquino pretende amedrentar a nuestros compañeros y a la propia familia de Carlos Fuentealba. Pero se equivocan, ya que nuestra Central no dejará de movilizarse en reclamo del cumplimiento de la condena de Poblete y exigiendo cárcel a los responsables políticos de aquel aberrante crimen, el ex gobernador Jorge Sobisch y demás funcionarios.


                           Hugo Blasco                                                         Pablo Michelli
              Secretario de Derechos Humanos                                 Secretario General


Fuente:: www.agenciacta.org
Leer más...

viernes, 15 de junio de 2012

Se Presentó el Indice Barrial de Precios

Con la presencia del Director Nacional del ISEPCi, Isaac Rudnik;del Senador Nacional José Cano; la Concejal de la Ciudad de San Miguel de Tucumán, Sandra Manzzone; el Secretario General de la CTA Tucumán, Salvador Agliano; el Presiente del Partido Socialista de Tucuman, Oscar Gramajo y el Secretario General de Libres del Sur, Federico Masso; el ISEPCi Tucumán presentó el IBP correspondiente a Mayo.


Los datos principales arrojaron que una familia tipo (dos adultos y dos menores) en Tucumán necesita para subsistir (linea de indigencia) $ 1396,01 correspondientes a la Canasta Básica Alimentaria mientras que para atravesar la linea de Pobreza (Canasta Básica Total) se requieren $ 3085,18. Estos datos doblan a los arrojados por el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) quién afirma que se necesitan $ 659 para atravesar la Linea de Indigencia y $1491 para la de Pobreza. 


Lo que diferencia a este Indice de otros datos estadísticos, es que está construido por las personas que sufren más de cerca la Inflación. Son los sectores populares los que, con el rigor científico que una herramienta de estas cararcterísticas requiere, recolectan los datos y participan en la construcción del Índice, con lo que logran establecer mecanismos para reconocer su realidad con datos concretos y alejados de la especulación que realizan el INDEC o encuestadoras privadas, que con fines políticos manipulan la realidad. A los sectores populares no les sirve aumentar ni disminuir los números de la inflación, lo que les sirve es un dato serio y con bases reales, y esto es lo que principalmente aporta el Indice Barrial de Precios." Explicó Ernesto Gómez, Coordinador Provincial del ISEPCi.

A continuación los precios de los productos relevados.
Cabe aclarar que estos son los mismos productos que utiliza el INDEC para la elaboración de la Linea de Pobreza e Indigencia, así como los mecanismos para medir los mismos.




Componente
Precio
Pan (1kg)
$             6,50
Galletitas saladas (1 kg)
$           11,97
Galletitas dulces (1 kg)
$           16,28
Arroz (1 kg)
$            5,00
Harina de trigo (1 kg)
$            2,75
Polenta (1 kg)
$            3,00
Fideos guiseros (500 gr)
$            4,00
Leche (1 litro)
$            5,00
Azúcar (1kg)
$            5,50
Dulce de batata (1 kg)
$           13,25
Dulce de leche (500 gr)
$            7,00
Mermelada (500 gr)
$            5,30
Queso fresco (1 kg)
$           40,00
Queso crema (1 kg)
$           28,33
Queso cuartirolo (1 kg)
$           32,00
Queso de rallar (1 kg)
$         100,00
Aceite mezcla (900 ml)
$            7,00
Sal fina (500 gr)
$            1,85
Sal gruesa (1 kg)
$            2,35
Vinagre (1 litro)
$            3,50
Café (500 gr)
$           13,60
Té (cajita de 25 saquitos)
$            3,00
Yerba (500 gr)
$           10,00
Lentejas (400 gr)
$            4,80
Porotos (400 gr)
$            5,00
Arvejas (1 lata)
$            3,00
Puré de tomates (520 gr)
$            3,20
Gaseosas (2,25 litro)
$            6,50
Soda (2 litros)
$            4,00
Acelga (1 kg)
$            5,00
Cebolla (1 kg)
$            3,40
Lechuga (1 kg)
$            8,00
Tomate (1 kg)
$            7,00
Zanahoria (1 kg)
$            4,00
Zapallo (1 kg)
$            5,00
Papa (1 kg)
$            3,50
Batata (1 kg)
$            4,00
Banana (1 kg)
$            7,00
Mandarina (1 kg)
$            9,00
Manzana (1 kg)
$            8,00
Naranja (1 kg)
$            4,62
Huevos (1 docena)
$            4,44
Asado (1 kg)
$           33,00
Carnaza (1 kg)
$            5,00
Carne picada (1 kg)
$           25,45
Cuadril (1 kg)
$           40,00
Falda con hueso (1 kg)
$           32,00
Nalga (1 kg)
$           42,00
Paleta (1 kg)
$           36,00
Pollo (1 kg)
$           11,50



Cantidad de barrios relevados en San Miguel de Tucumán, BRS y Tafí Viejo:15
Población: Almacenes, Verdulerías, Carnicerías y Supermercados ubicados en los barrios seleccionados.
Tamaño de la población: 824 comercios
Tamaño de la muestra: 200 coimercios
Tipo de muestreo: estratificado
Selección de la muestra: muestreo aleatorio simple
Error muestral: 4,73%
Nivel de confianza: 95%
Número de productos relevados: 50
Número de precios relevados: 6.971







Leer más...

jueves, 14 de junio de 2012

La CTA rechaza una medida del PAMI que vulnera derechos de las personas con discapacidad

La Central de Trabajadores de la Argentina emitió ayer un comunicado de prensa donde denuncia que la firma de la Resolución 546 del Interventor del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados (PAMI) deja a 90 mil jubilados sin cobertura médico-social, entre ellos 3.500 personas con discapacidad.



"La CTA exige la inmediata solución de este problema que demuestra, una vez más, que el ajuste se descarga sobre los sectores más vulnerables de la población.
"La consecuencia inmediata de esta medida es que deja a miles de beneficiarios sin tratamientos médicos, de rehabilitación, internación, medicamentos y sin las coberturas concernientes a educación, capacitación, deportes y transporte, violentando su dignidad y en muchos casos poniendo en riesgo su vida.

"El Interventor del PAMI, designado por la Presidenta de la Nación, fundamenta su decisión en la falta de pago de estas prestaciones por parte del Ministerio de Salud de la Nación cuyo ministro también fue designado por la Presidenta.

"La falta de pago por parte del Ministerio de Salud constituye un hecho grave en sí mismo que se inscribe en el ajuste que azota a todo el sistema de salud de la Nación. Sin embargo, no dispensa en lo más mínimo de la responsabilidad al PAMI que, al denunciar el Convenio, genera una brutal vulneración a los derechos de las personas con discapacidad", finaliza el pronunciamiento firmado por Pablo Micheli y Carlos Ferreres, Secretario General y de Discapadidad de la CTA respectivamente.




Fuente: www.agenciacta.org
Leer más...

La Universidad rechazó los fondos de La Alumbrera y pidió nacionalizar los recursos naturales

Lo decidió el Consejo Superior anoche, por amplia mayoría. Después de cinco horas y media de debate hubo 17 votos que acompañaron al Rectorado, cinco por la aceptación y dos abstenciones El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Río Cuarto volvió ayer a rechazar por tercera vez consecutiva los fondos provenientes de las utilidades de la minera La Alumbrera.



Al igual que lo dispuesto en 2009 y 2010, el debate se extendió entre dos posiciones claramente identificadas, aunque por momentos parecieron asemejarse detrás de fundamentos similares.

El Rectorado había impulsado el rechazo de esos recursos apoyándose en los efectos ambientales y en los nocivos modelos extractivistas de las empresas transnacionales.
Para ello había impulsado un proyecto de resolución que terminó convirtiéndose en la posición de la mayoría, después de casi seis horas de debate en el aula magna de la Facultad de Ciencias Económicas, donde sesionó el Consejo Superior.

Para ello contó con el acompañamiento de los decanatos de Exactas, Humanas y Agronomía y Veterinaria. Los de Ingeniería y Económicas optaron por la aceptación del dinero y quedaron en la minoría. La votación terminó con 17 apoyos a la propuesta oficial, cinco con la primera minoría y dos abstenciones.


Entre los que acompañaron la iniciativa de Marcelo Ruiz se insistió en el mensaje del rechazo y se restó importancia al aspecto económico de la medida. “Simbólicamente tiene mucha fuerza esta decisión mientras que para las arcas de la Universidad no representa un costo elevado porque sumados los fondos de los últimos dos años, es menos del 1% del presupuesto anual”, reiteraron. Ese fue parte del argumento también de la posición del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Humanas.
Sin embargo, en medio de la prolongada discusión no faltaron cruces entre los consejeros. Y no fueron pocos los que admitieron tener posiciones encontradas sobre la temática. O incluso decanos que debieron desempatar con su voto en sus facultades para llevar una posición al Consejo Superior.
Otro eje de debate se planteó cuando consejeros que impulsaban la aceptación hacían referencia al esquema de financiamiento de la Universidad Nacional y apuntaban a la recaudación de impuestos a los juegos de azar, al cigarrillo o incluso las retenciones por la soja. “¿Rechazamos lo de la minería y aceptamos lo de los juegos de azar?”, se preguntaron.
Sin embargo, en la posición oficial se destacó que “no se cuestionan la minería en tanto a actividad de interés nacional y derecho sobre los recursos naturales propios de la sociedad argentina, ni mucho menos a la geología en tanto a área cognitiva imprescindible en la generación y desarrollo de conocimientos científicos y técnicos sobre el principal patrimonio de la sociedad argentina”, señaló.
Alrededor de los consejeros, estudiantes de distintas agrupaciones políticas seguían de cerca el debate. Algunos con inscripciones en sus remeras en rechazo a la minería a cielo abierto: “Por una ley contra la megaminería química. Defendamos el agua. Defendamos el suelo. No queremos cianuro”, se leía en la camiseta de una estudiante que siguió paso a paso la sesión junto a la puerta de ingreso. Del lado opuesto, un cartel verde planteaba el rechazo a los fondos.
Ya se habían leído los dos dictámenes de la comisión ad hoc creada para el tratamiento de los fondos, las posiciones de los consejos directivos de algunas facultades y también escritos de asambleas ciudadanas de pueblos afectados por explotaciones mineras a cielo abierto, como los casos de las riojanas Famatina y Chilecito. También llegaron posicionamientos de entidades sindicales como Aturc, Asociación Gremial Docente y ATE. Todos sumándose al rechazo del dinero.
Pero hubo voces que cuestionaron la posición de la mayoría, como la del docente de Exactas, César Barbero, que en su discurso apuntó que “si yo tuviera la certeza de que el rechazo de estos fondos hubiera salvado una vida en Andalgalá estaría chocho. Pero no lo creo. Y con eso no busco defender la actividad de La Alumbrera”, destacó el docente e investigador.
Sobre el final, se incorporaron algunas observaciones al proyecto del Rectorado donde se amplió la posición de rechazo a un pedido de nacionalización de todos los recursos naturales y la posibilidad de que las propias sociedades y pueblos sean los que definan los sistemas de desarrollo. Luego llegó la votación y los bombos de los sectores estudiantiles que celebraron la decisión final.

“Estas empresas tienen fuerte capacidad para condicionar a los Estados”

El rector de la Universidad Nacional, Marcelo Ruiz, destacó que la decisión tomada por el Consejo Superior fue “más amplia que un rechazo de los fondos porque se está optando por modelos de desarrollo que implican el fortalecimiento del Estado pero al mismo tiempo la participación de las comunidades en las opciones por el desarrollo. En segundo lugar un rechazo a los modelos extractivistas impulsado por las transnacionales, en particular por la megaminería. En tercer lugar, una Latinoamérica que camine y fortalezca una dirección de independencia”.
Al cierre del debate, Ruiz agregó que “cuando hablamos de extractivismo hablamos de la presencia de las multinacionales en el espacio latinoamericano, en particular en la Argentina, con fuerte capacidad de condicionar a los Estados provinciales y nacionales, y nosotros queremos una recuperación del Estado y un papel más fuerte del papel de las comunidades por elegir sus modos de vida”, señaló.
Y agregó: “Particularmente porque la ley que obliga a YMAD a asignar los fondos a las Universidades es una ley que perdió su sentido original. La de 1958, de la época de Frondizi, planteaba desde el Estado el fortalecimiento del sistema de educación superior. Luego la normativa sufrió una absoluta perversión con la dictadura de Onganía y la de 1976 y se derogó el núcleo central y abrió la posibilidad de explotación de las multinacionales”, acotó antes de destacar que “la mirada de fondo es la reforma integral de los códigos de regulación de los recursos estratégicos del país”.
Fuente: www.puntal.com.ar
* Equipo de Comunicación de la CTA Río Cuarto
Leer más...

martes, 12 de junio de 2012

El fracaso de la inversión es el fracaso del neodesarrollismo

Este material es un aporte para la discusión del momento económico y político del país. Una mirada a la actual coyuntura bajo el precepto de protagonizar la construcción de una nueva experiencia política en nuestro país



I- EL PROBLEMA DE LA FALTA DE DOLARES- RELATO OFICIAL vs. REALIDAD
Un relato oficial descabellado pretende vestir con discurso progresista y transformador las medidas adoptadas para administrar la escasez de divisas (dólares) de la economía argentina, cuando en la práctica no constituyen otra cosa que un intento tardío y desprolijo de ahorrar dólares (a como dé lugar) con el solo objetivo de pagar deuda pública. Los mismos que bajo el eufemismo del “desendeudamiento” nos decían que habían terminado con el problema de la deuda, corren hoy presurosos en la búsqueda de divisas para afrontar vencimientos que superan los u$s10000 millones.
Vencimientos del Boden 2012 (bono jamás revisado e hijo de la pesificación asimétrica y el subsidio descomunal con que los bancos fueron premiados a la salida de la convertibilidad) y del cupón PBI (resultado de la alquimia financiera de los canjes de deuda supuestamente exitosos, y que en la práctica transformaron lo que se presentó como quita a los acreedores en un pago futuro infernal asociado al crecimiento de la economía argentina) Estos dos bonos que se vencen este año insumen por sí solos el 60% del saldo comercial total que puede generar la economía nacional. Entender que a la Argentina resultante del crecimiento sin cambios estructurales que hemos vivido desde el segundo trimestre del año 2002 no le sobran hoy los dólares, es bastante sencillo. Hoy nuestro país produce como resultado de su comercio exterior unos U$10000 millones.
Si se toma en cuenta que la “fuga de capitales” insumió unos U$20000 millones en el 2011 y que tal cual dijimos los vencimientos por deuda superan los U$10000 millones, está claro que los dólares no alcanzan. Más aún, si se asume que cada punto de crecimiento de la economía multiplica por tres los dólares necesarios para comprar al exterior lo que aquí no se produce pero que dado el patrón productivo y de consumo vigente se demanda.
A esto hay que agregar los pagos de utilidades al exterior que realizan las subsidiarias de las firmas trasnacionales que dominan núcleos fundamentales de la economía argentina y también, por cierto, los dólares que se van por el turismo al extranjero.
Obsérvese que por detrás de cada concepto mencionado, están las cuentas pendientes de un gobierno que en ningún momento incorporó en su agenda la modificación del comportamiento económico de actores sociales concretos que es imprescindible cambiar si es que en la Argentina queremos abrirle la puerta a una estrategia de desarrollo. Los compromisos por deuda que tenemos y que inciden negativamente en las cuentas del balance de pagos son el resultado de la decisión de no revisar política y jurídicamente el proceso de endeudamiento y de haber aceptado como lógica de resolución del problema la “lógica financiera de la deuda”
El monto infernal de fuga de capitales descripto anteriormente para el año 2011 (U$S 20000 millones) tiene que ver con no haber alterado (mediante regulaciones públicas) la lógica de acumulación rentista que mantienen en la Argentina los capitales dominantes. Revela también el fracaso (que en términos de inversión) exhibe la economía nacional en este tiempo de crecimiento a tasas chinas. Desinversión que explica las modificaciones en el sistema de precios que se observan desde el 2007 y que se reflejan en la dispar evolución entre los precios internos y el dólar.
A su vez, el crecimiento geométrico de las importaciones es resultado de la ausencia de una estrategia de cambio productivo y de la falta de una política industrial. O lo que es peor aún, de haber validado como razonable el perfil productivo resultante de la reestructuración noventista. Por otra parte, el modo en que se multiplicaron los pagos de utilidades al exterior es el resultado de no haber reformulado el vínculo con el capital extranjero en función de un balance neutro o positivo en materia de divisas y de objetivos nacionales de desarrollo productivo. Por último, el Turismo al exterior es reflejo tanto del atraso cambiario validado por la política oficial desde el 2007 en adelante, como de la importancia que el Gobierno nacional le ha otorgado al consumo superior (el de los ricos) asociado a autos, inmuebles y turismo en el extranjero.
En suma, es la ausencia de modificaciones de fondo en los tópicos fundamentales que definen el funcionamiento económico de la Argentina, lo que explica los problemas de esta coyuntura. Problemas que a su vez son asumidos por el gobierno nacional de manera absolutamente cortoplacista y sin inscribirlo en estrategia alguna. El único objetivo es tratar de ahorrar dólares para que los pagos por deuda pública no se noten demasiado en la caída de las reservas del Banco Central. Con este objetivo se frenan importaciones favoreciendo la caída en el nivel de actividad económica, se limita de modo coyuntural y sin replanteo alguno la fuga de capitales al exterior, y el pago de utilidades, y se establece mayor control sobre el turismo al extranjero. En concreto, luego de haber dilapidado dólares y oportunidades inmejorables en los últimos años, el Gobierno nacional ha decidido pagar con menos actividad económica, menos empleo, deterioro del poder adquisitivo y complicaciones para la vida de las personas, la necesidad de ahorrar dólares para pagar la deuda.
Resultan absurdas y sencillamente impresentables las argumentaciones oficiales que pretenden justificar lo que hoy ocurre, invocando el objetivo de pesificar la economía o de sustituir importaciones. La discusión valida de recuperar una moneda local que además de permitir las transacciones comerciales sirva como reserva de valor, resulta sepultada por un gobierno en el que sus funcionarios desde su presidenta para abajo, ahorra en dólares. Y es casi una ironía plantearlo en un contexto donde el ahorro en pesos convive con una tasa de interés inferior a la inflación y una disparada del dólar paralelo.
En términos más estructurales, resulta imposible generar condiciones para fortalecer la moneda local si no se replantea por vía de la regulación pública el comportamiento del capital concentrado. Sin transformar la fuga de capitales en inversión productiva y sin elevar de manera sustantiva el porcentaje de utilidades que las empresas transnacionales invierten en la economía local, pensar en tener una moneda que pueda actuar como reserva de valor es una verdadera fantasía. El otro argumento propio de una picaresca que casi ofende a la inteligencia, es el que asocia el momento actual con la sustitución de importaciones. Difícilmente haya sustitución de partes, piezas o bienes de consumo final importados por productos localmente fabricados, en un contexto donde el crecimiento de la economía se detiene.
En este sentido, lo que no hubo fue sustitución de importaciones mientras la economía crecía y esa es una de las razones por las cuales la decisión de ahorrar de divisas se transforma hoy en estancamiento y caída de la actividad económica.
II – EL DÓLAR NO ES EL PROBLEMA
Más allá del debate sobre el dólar paralelo que la coyuntura impone como dominante, entendemos imprescindible observar esto como un síntoma más y no como el problema fundamental. Síntoma de la desarticulación paulatina que viene exhibiendo la política económica oficial desde el año 2007, síntoma también de que en la Argentina se terminó la fase de crecimiento acelerado del PBI, y señal de que hemos ingresado en una etapa de estancamiento o crecimiento lento en el marco de un proceso devaluativo. Más aún, los números de Abril indican que la gestión de la coyuntura que lleva adelante el gobierno nacional induce incluso un fenómeno recesivo. Comparada con Abril del año pasado la economía aparece estancada y en declive respecto a Marzo de este año. La producción industrial cae respecto al mismo mes del año pasado como resultado de un descenso del 13% en el sector de maquinaria y equipo; un 22% en automotriz; un 12% en minerales no metálicos; un 1,5% en alimentos y un 1,3% en la industria textil. Registrar este comportamiento resulta fundamental desde el punto de vista político.
Una de las claves del consenso político construido por el gobierno nacional está asociado a la mejora en el nivel de vida de la población comparado con las honduras de la crisis del 2002. Esta mejora no supone haber resuelto la problemática social de la Argentina. De hecho, nuestro país, en este aspecto, revela una manifiesta fragilidad. Siete de cada diez trabajadores ganan menos de $5000, el ingreso promedio de quienes están ocupados no supera los $3000 en un contexto donde una canasta familiar moderada para una familia tipo en la región metropolitana no baja de los $6200. Lo expuesto es el resultado de una situación donde el 53% de la fuerza de trabajo se encuentra en condiciones de precariedad laboral (8.800.000 personas) y cuyo efecto global es el hecho objetivo de que 6 de cada 10 hogares no logran reunir el ingreso equivalente a la canasta familiar mencionada y que tres de cada diez hogares son pobres.
Esta situación, que revela el hecho de que la Argentina en términos sociales está atada con alambres, vino siendo contenida en un marco de crecimiento económico y en base a un gobierno que pudo administrar un volumen importante de recursos públicos.
El dato político de este momento es que la economía se estancó, los recursos públicos no están (el déficit estimado para el Estado Nacional asciende a unos $70.000 millones, y el rojo agregado de las provincias suma unos $30.000 millones más) y que por lo tanto las condiciones para administrar y resolver el conflicto social han variado de manera sustantiva. En este marco es que deben entenderse las manifestaciones antisindicales del gobierno nacional, el reclamo reiterado de moderación para con las reivindicaciones salariales, la puesta en vigencia de la ley antiterrorista, el retorno al discurso de la competitividad y la asociación creciente con aquellas experiencias sindicales que fueron funcionales a la gestión menemista.
III - EL PROBLEMA ES LA INVERSION
El problema no es el dólar, sino la evidencia de un cambio de etapa en la actividad económica de la Argentina. En este sentido corresponde precisar el diagnóstico. Desde nuestro punto de vista nuestro país ha transitado un período de crecimiento del PBI sin que se hayan producido cambios estructurales. Definimos estos cambios como aquel conjunto de innovaciones a desarrollar en el plano de las instituciones y de las regulaciones que permitan a la autoridad pública incidir en el proceso de inversión.
La ausencia de cambios en este sentido han dado como resultado la reiteración de una experiencia ya conocida en nuestro país. Si bien Argentina ha crecido a tasas importantes, la inversión no ha estado a la altura de las circunstancias. Existe un déficit en esta materia tanto en términos de magnitud como de calidad. Es común al señalar este punto encontrarse con el “latiguillo oficial” que nos dice que la inversión ha llegado a representar el 24% del PBI. Esta afirmación obtura el debate pasando por alto varias cuestiones. La primera consiste en entender que nadie afirma que no haya crecido la inversión en estos años. Lo que se está diciendo es que el comportamiento de esta variable (así como de todas) debe examinarse en relación a las demás.
El nivel alcanzado es mucho o poco en relación a la tasa de crecimiento del PBI. Suele decirse que Argentina ha crecido a tasas chinas. Pues bien, lo que no ha tenido un comportamiento chino es la inversión. En China, el nivel de esta se ubica en torno al 48% del PBI y en la India asciende al 37% del producto. La segunda cuestión relevante remite a la composición que exhibe la inversión en nuestro país. Siete de cada diez pesos corresponden a construcción y material de transporte.
Apenas tres pesos de cada diez tienen que ver con maquinaria, equipos, es decir, ampliación y modernización productiva. Pero además, la ausencia de una política local en materia de industria se exhibe en el hecho de que al considerar la evolución del sector de bienes de capital, el 60% corresponde a la importación de dichos bienes.
En concreto cinco de cada diez pesos de inversión tienen que ver con construcción ocupando un lugar relevante dentro de la misma el desarrollo de la construcción residencial y suntuaria. Información disponible indica que en distritos como la Ciudad de Bueno Aires la proporción que alcanza este tipo de emprendimiento asciende al 50% del total de la inversión en construcción. Otros datos de color ilustran lo expuesto. Resultado de este comportamiento de la inversión (que por cierto también fue característico de los momentos de crecimiento de la actividad económica en los noventa) la superficie que ocupan hoy los “barrios cerrados” en la región metropolitana duplica la superficie de la Ciudad de Buenos Aires.
El comportamiento de la inversión centrada en “ladrillos” que además no resuelve el déficit habitacional sino que alimenta el “negocio inmobiliario”, acompañado del predominio que adquiere la importación de bienes de capital, define el carácter especulativo de la inversión y evidencia la absoluta ausencia de una política industrial.
Este déficit en materia de inversión determina el congelamiento del patrón productivo heredado de la reestructuración posdictatorial en un marco de concentración y transnacionalización con predomino del capital extranjero, cuyos términos son aun más acentuados que a finales de los noventa. Es en este sentido que interpretamos los mayores niveles de actividad como inscriptos en un Régimen de crecimiento sin cambio estructural cuyo efecto en términos de déficit de inversión produce a partir del 2007 dos resultados simultáneos. Por un lado, la consolidación de una persistente tendencia al alza de los precios (con tasas de inflación en torno al 25% anual con la sola excepción del año 2009); y por otro la duplicación de la fuga de capitales. Estos efectos sumados a los límites que exhibe el perfil productivo y en el marco de una coyuntura mundial que tenderá a complejizarse cada vez más, dieron como resultado un proceso de deterioro del poder adquisitivo de parte importante de la población, el debilitamiento en la capacidad de generación de empleo, la volatilidad en el comportamiento de la actividad económica y una tendencia progresiva a ingresar en una fase de estancamiento o crecimiento lento.
IV- EL FRACASO DEL NEODESARROLLISMO
Lo expuesto debe traducirse en términos políticos para situar el debate principal que debemos dar los argentinos. Por detrás del déficit de la Inversión se encuentra el comportamiento empresarial que produce una economía de elevada concentración y extranjerización.
Comportamiento que destruye tanto las argumentaciones de corte neoliberal como también aquellas que podemos ubicar como dominantes hoy y que transitan por el carril del neodesarrollismo. En la primera de las concepciones, la desregulación y la vigencia de los mercados debieran posibilitar el comportamiento dinámico y virtuoso en términos de inversión por parte de la cúpula empresarial. En la segunda, el sostenimiento de la demanda interna y mundial acompañada incluso de ingentes subsidios debería producir el mismo efecto. La experiencia indica que una economía como la Argentina de elevada concentración y extranjerización asociadas a la explotación y comercialización de los recursos naturales y de los principales insumos básicos, produce en ambos contextos (neoliberal y neodesarrollista) la posiblidad de que los principales capitales apropien ganancias extraordinarias con bajos niveles de inversión. No hay por lo tanto comportamiento virtuoso de la cúpula empresaria sin una intervención de carácter público que vía profundas reformas institucionales y un replanteo general de la regulación y de la intervención pública en los principales mercados, permita reordenar en profundidad el sistema de precios, la lógica de la acumulación y, de ese modo, al patrón productivo y la distribución del ingreso.
Asimismo, debe precisarse que el comportamiento virtuoso tampoco se observa en el selecto grupo de “amigos empresarios” que aparecen asociados a la gestión gubernamental. Ni Lazaro Baez, ni Cristobal López, ni Cirigliano, ni Eskenazy parecen encuadrar en el molde de una burgesía nacional dinámica y emprendedora. Es más, en el último de los casos (Eskenazy) asociado al capital extranjero y con evidente aval gubernamental, se consumó un proceso mayúsculo de depredación medioambiental, dilapidación de la renta petrolera y vaciamiento de la empresa YPF.
En este sentido, la lógica del “capitalismo de amigos” puede alimentar negocios y fortunas privadas o sostener campañas electorales pero, en absoluto, favorecer el desarrollo de una burgesía nacional comprometida con el desarrollo productivo
V- HAY QUE DISCUTIR EL RUMBO DE LA ARGENTINA
Nos referimos a la necesidad de terminar con un tipo de gestión económica que hace de la resolución del problema inmediato su único objetivo. En la práctica observamos un gobierno que percibiendo (aunque no reconociendo) la desarticulación de su dispositivo de política económica (tipo de cambio “competitivo”, superávit fiscal y superávit en divisas), pretende eludir el costo de un ajuste ortodoxo con el objetivo de mantener su legitimidad política, pero sin encarar un replanteo sistémico ya que este pone en cuestión sus propias bases de sustentación política.
El resultado del conflicto expuesto es un gobierno gestionando el día a día con el solo objeto de reproducir su permanencia en el poder. Así las cosas, el proceso que describe la coyuntura desde el 2007 hasta hoy, es el del mantenimiento a rajatablas de sus lineamientos existentes con la inclusión de definiciones que pueden tener un carácter estructural sólo si la coyuntura o más precisamente el debilitamiento político gubernamental lo hacen imprescindible. Esto lleva incluso a que el gobierno pueda adoptar definiciones que contradigan todo lo afirmado y hecho anteriormente. Es en este marco que, desde el 2007 para acá el gobierno reemplazó el ajuste ortodoxo por el ajuste inflacionario, negó la inflación pero convalidó negociaciones con proveedores, pautas salariales, evolución del gasto público y de los agregados monetarios, que reconocían fácticamente su existencia. Impulsó frente a las restricciones en materia de pesos y dólares, así como ante sus declives electorales, propuestas como la Asignación Universal por Hijo, la estatización de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones, el uso de reservas la Reforma a la Carta Orgánica del Banco Central, la persecución cambiaria, la política sobre Malvinas y la estatización de YPF.
En todos los casos, la coyuntura se impuso y cada una de estas medidas fue acompañada por decisiones simultáneas o posteriores que evidenciaron que las mismas no se inscribían en una estrategia de replanteo sistémico. Así, la estatización de las AFJP no tuvo como objeto principal la reforma integral del sistema previsional y la mejora sustantiva de los haberes jubilatorios, sino el desvío de fondos con el objeto de financiar la estrategia oficial en materia de política económica. Las proclamas sobre Malvinas son simultáneas al incumplimiento de la ley 26559 que impide operar en nuestro territorio a aquellas empresas que actúan en la zona de litigio. La necesaria reforma a la Carta Orgánica aparece cuando el objetivo de seguir usando reservas se topa con el límite legal establecido por la ley de convertibilidad; y la estatización de YPF al tiempo que niega toda la política oficial en materia petrolera de los últimos nueve años, de manera insólita mantiene buena parte del andamiaje legal -regulatorio de los noventa.
La contradicción es el resultado del tipo de etapa política que transitamos. Una etapa donde la experiencia política de los sectores populares ha puesto límites infranqueables a cualquier intento de retorno a las políticas neoliberales, pero que en la práctica mantiene la gestión institucional del país en manos de las estructuras de poder más tradicional.
El hecho de que haya sido un reacomodamiento del Partido Justicialista bajo la modalidad Duhalde-Kirchner lo que resolvió la crisis de gobernabilidad del 2001, y no la emergencia de una fuerza política que enmarcada en los acontecimientos populares pudiera construir autonomía respecto a los distintos factores de poder, es lo que explica la contradicción que señalamos.
Hecha esta digresión de carácter político, retornamos al título de este punto. Nuestro país puede resolver la coyuntura económica que atraviesa. Dispone aún de condiciones económicas y de legitimidad política suficiente para hacerlo. Exige encarar con seriedad un replanteo sistémico que por definición implica discutir de otra manera el endeudamiento, la concentración, la relación con el capital extranjero y en ese marco la inversión y el rumbo productivo. Ocurre que los vasos comunicantes entre la estructura tradicional pejotista que sostiene al gobierno y los poderes involucrados en las cuestiones señaladas son, por demás importantes. Es difícil ver a los gobernadores avanzando con sus estructuras tributarias sobre los sectores dominantes de cada provincia y es también difícil pensar la reforma impositiva nacional (postergada sinedie) sin su correlato provincial.
Argentina necesita promover un acuerdo social que permita reordenar el sistema de precios en base a dos grandes objetivos. Por un lado, defender la vida y el consumo popular, y por otro relanzar el proceso de inversión transformando al Estado en motor (vía el impulso de grandes proyectos) del cambio productivo.
En esta dirección se imponen algunas definiciones
a) Establecer un sistema universal de políticas públicas que permita garantizar un consumo social básico al conjunto de los hogares por encima del umbral de la pobreza.
b) Centralizar las principales operaciones en divisas de comercio y financiamiento en el Banco Central
c) Avanzar hacia la regulación pública sobre el comercio de granos
d) Construir un pacto sobre la cuestión fiscal que permita avanzar con una reforma impositiva de signo claramente progresivo y con la definición de un nuevo sistema de coparticipación. El objetivo debe ser fortalecer la autonomía en el desarrollo de los distintos territorios, con la construcción de políticas nacionales básicas que actúen como piso de garantías para los derechos sociales, el aprovechamiento de los recursos naturales y el desarrollo productivo.
e) La utilización de parte de las reservas disponibles para la construcción de la Red Ferroviaria Nacional, la reconversión y desarrollo de la industria naval, la inversión en el desarrollo hidrocarburífero y energético, así como la puesta en marcha de un proceso de modernización productiva e infraestructura social.
f) Reforma integral del Sistema Financiero vinculando al crédito con el sostenimiento del consumo popular y el desarrollo sectorial y regional de un nuevo proyecto productivo.
g) Instrumentación de un sistema de tipos de cambio múltiples asociados con el objetivo del desarrollo productivo. Las ideas de Marcelo Diamand pueden pensarse para este tiempo solo si se inscriben en un sólido control y administración de la oferta de divisas y en una diferenciación de los tipos de cambio en base a los niveles de complejidad productiva y no a la exclusiva distinción (que dicho autor hacía) entre agro e industria.
Nuestro país está en capacidad de fortalecer su desarrollo. Pero hacer posible este objetivo supone la construcción de una nueva experiencia política nacional. En esa tarea estamos comprometidos.


Fuente: www.agenciacta.org 
Leer más...