lunes, 22 de octubre de 2012

La CTA visitará la sede de la CGT

El titular de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, recibirá el lunes en el edificio principal de la central obrera a su par de la CTA, Pablo Micheli, en medio del acercamiento político entre ambos dirigentes, quienes coinciden en sus reclamos al Gob.ierno, a partir de una estrategia de unidad en la acción para llevar adelante esas reivindicaciones comunes.

 Micheli arribará a las 15.00 a la histórica sede de la calle Azopardo al 800, acompañado por los demás integrantes de la mesa de conducción de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA).
El nuevo encuentro entre los dos sindicalistas significará una devolución de gentilezas de Micheli hacia Hugo Moyano, luego de que el camionero semanas atrás visitara la sede de la CTA de la calle Lima.

Tras la marcha a Plaza de Mayo que lideró Micheli y contó con la presencia de afiliados de Camioneros y la mayoría de los dirigentes de la CGT Azopardo, la nueva iniciativa que estudiarán los dos dirigentes sindicales será otra movilización conjunta al Congreso.

Se espera que durante la reunión Micheli y Moyano ultimen los detalles de esa marcha que harán este miércoles la CTA y la CGT a las puertas de la Legislatura nacional, en rechazo al tratamiento del proyecto para una nueva Ley de Accidentes de Trabajo, que impulsa el Gobierno.

Cabe consignar que el martes pasado organizaciones sindicales enroladas en la CTA y en la CGT protagonizaron una multitudinaria marcha en defensa de la isla Demarchi, en tanto que ese mismo día, en el Salón Anexo de la Cámara de Diputados, dirigentes cegetistas y ceteatistas cuestionaron en duros términos el proyecto de Ley de ART del oficialismo.

En el caso de la CTA, sus representantes defendieron enfáticamente la iniciativa de nuestra Central de una 
nueva Ley de Prevención de Riesgos y Reparación de Daños en la Salud Laboral que fuera presentada el 13 de septiembre por el diputado Víctor De Gennaro con una marcha frente al Congreso de la Nación.

Durante la entrevista de este lunes las conducciones nacionales de ambas centrales sindicales avanzarán en el debate de una agenda común que motoriza la unidad de acción en la calle frente a la sordera del Gobierno Nacional.

Tal es el caso de la eliminación del Impuesto a las Ganancias a los trabajadores convencionados; unificación y aumento de Asignaciones Familiares; Salario Mínimo Vital y Móvil acorde con la Canasta Familiar y que no sea erosionado por la inflación, lo que de ninguna manera representa el monto irrisorio recientemente acordado por el Ministerio de Trabajo, las patronales y dirigentes de la CGT y la CTA alineados con el Gobierno; 82 por ciento móvil para los jubilados y la derogación de la Ley Antiterrorista que el poder utiliza para criminalizar la protesta social, entre otros puntos sobresalientes del pliego de reivindicaciones comunes que aún no ha merecido ninguna respuesta de parte de las autoridades nacionales