miércoles, 17 de octubre de 2012

La CTA y la CGT repudiaron el proyecto de Ley de ART del Gobierno

Representantes de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y de la Confederación General del Trabajo (CGT), atacaron duramente hoy el proyecto de Ley de Riesgos del Trabajo girado al Congreso por el Poder Ejecutivo Nacional. Las delegaciones se retiraron de la reunión de la Comisión de Relaciones del Trabajo por considerar "un atropello a los trabajadores que se nos llame a este recinto una vez que ya tienen firmado el dictamen haciendo obediencia debida con el Gobierno".


Tanto la delegación encabezada por el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, como la presidida por Ricardo Peidro, secretario adjunto de la CTA, se retiraron abruptamente esta tarde de una reunión en la Cámara de Diputados, donde estaba previsto discutir el proyecto de la Ley sobre Accidentes de Trabajo, luego de considerar que es “una falta de respeto a los trabajadores” que los convoquen para opinar si “ya está todo cocinado” y se emitió un dictamen.

Moyano fue muy duro con el titular de la Comisión de Relaciones de Trabajo, Héctor Recalde, a quien le recriminó: “Nos tendrías que haber dicho Recalde (que la ley ya contaba con dictamen). No podés ser tan servil al poder”.

Luego, insistió en que es “una falta de respeto a los trabajadores y que la historia los va a juzgar a quienes aprueben la ley”, en tanto que Julio Piumato dijo que “no puedo creer que haya diputados y diputadas peronistas que voten esta ley”.

A su turno, el secretario de Relaciones Institucionales de la CTA, Juan Carlos Giuliani, afirmó que "se está consumando una nueva estafa a los intereses y necesidades de los trabajadores al garantizar el negocio de las ART que sólo traen muerte y desamparo".

"Esta es una ley que tiene la matriz de los ’90 -prosiguió "Pipón" Giuliani-, no por casualidad la UIA, los patrones, aplaudieron a rabiar el anuncio de esta iniciativa formulado por la Presidenta y el ministro de Trabajo. Le cuidan el negocio a las corporaciones. Las ART son a la Salud Laboral lo que las AFJP eran a la Previsión Social, son los mismos capitales financieros los que se llenan los bolsillos a costa de la vida de los trabajadores".

Giuliani señaló que "no es cierto que el Gobierno confronte con las coporaciones, no lo hace con las corporaciones financieras, mineras, agroexportadoras, y esta ley de ART es una prueba palpable. ¿Qué pretenden, que los aplaudamos? ¿Acaso van a decir ahora que es progresista una ley que sólo se interesa en ponerle precio a una mano, un brazo, una pierna o la vida de un obrero, mientras los ganadores del modelo se la siguen llevando en pala como dice la Presidenta?".

Finalmente Giuliani expresó: "Quienes provenimos de la causa nacional y popular y hemos sufrido la cárcel durante la última dictadura, decimos que el mejor homenaje que se puede hacer a nuestros 30 mil compañeros detenidos desaparecidos que vivieron y militaron por una Patria liberada, es rechazar de plano una ley que va en contra de los intereses de los trabajadores y favorece al capital concentrado".

Además de Peidro y Giuliani estuvieron presentes Daniel Jorajuría, secretario Gremial de la CTA, Horacio Meguira, Director del Departamento Jurìdico de la Central, el abogado laboralista Moisés Meik, quien expuso de manera brillante los argumentos legales para fundamentar el rechazo a una ley que "no va a pasar los controles de constitucionalidad" y Orestes "Beto" Galeano, de ATE Nacional, quien también sustentó la posición de la CTA en este tema.

Asistió a la reunión el diputado nacional por Unidad Popular y vicepresidente de la Comisión de Relaciones del Trabajo, Víctor De Gennaro, que antes que ingresara al Congreso la iniciativa oficial, presentó con una movilización frente al Parlamento un proyecto de Ley de Prevención de Riesgos y Reparación de Daños en la Salud Laboral, basado en una propuesta de la CTA.

La iniciativa del Gobierno nacional, que limita la posibilidad de iniciar juicio si un trabajador es indemnizado por un accidente laboral, es cuestionada con severidad por las dos centrales sindicales.
Como se sabe, la mayoría oficialista de las comisiones de Legislación del Trabajo, Presupuesto y Legislación General de la Cámara de Diputados despachó la semana pasada el dictamen sobre el proyecto de reforma de la Ley de Riesgos del Trabajo, que también había sido aprobado por el Senado.