miércoles, 21 de noviembre de 2012

Con una masiva marcha a la Plaza, Tucumán sintió el paro general


El primer paro nacional  repercutió con fuerza en Tucumán. Se concretó una jornada de protesta en la que se exigieron una serie de pautas laborales, salariales y sociales que hasta el momento no tuvieron respuesta por parte de los Poderes Ejecutivos tanto nacional como provincial.
Con la parálisis de buena parte de las actividades que se encuentran nucleadas en las organizaciones sindicales alineadas con las centrales obreras convocantes de la medida de fuerza, el acto central se llevó a cabo en la zona de plaza Independencia. Allí confluyeron, desde tempranas horas de la mañana, las primeras columnas de manifestantes, que respondían a agrupaciones gremiales, sociales y partidos políticos, especialmente identificados con la izquierda.
Vale indicar que, en el caso de la provincia, tanto el comercio, el servicio público de pasajeros y el dictado de clases en estableciemientos públicos y privados fueron prácticamente normales salvo casos puntuales (ver recuadros inferiores y laterales). Mientras que la protesta fue acatada de manera parcial por los docentes universitarios nucleados en ADIUNT.


Como consecuencia de un calor abrasador que tornó en bochornosa a la jornada, los tiempos estimados de la protesta debieron simplificarse. Por ello, con una plaza colmada de manifestantes se dio inmediatamente inicio al acto, en la que tomaron la palabra los principales referentes con los que cuenta el sindicalismo tucumano.
Según el líder de la CGT Buenos Aires, Jesús Pellasio, la concreción de la protesta se trató del "primer paro que deben asumir los gobiernos corruptos de los K y los Alperovich, una movilización masiva que tuvo como símbolo a la lucha y a la unidad. Tenemos que terminar con todos los trabajadores en la calle para recuperar lo perdido".


Remarcó, además, que la relación con las gestiones de gobierno sufrió un cambio sustancial a partir de la confluencia de las diversas organizaciones que tuvo com objeto la reivindicación social y laboral. "No nos vamos a quedar en esto sino que trabajaremos también en la época electoral conformando partidos que respondan a los trabajadores para poder participar netamente en política con candidatos propios del movimiento obrero", adujo Pellasio.
Por su parte, Salvador Agliano (CTA Tucumán) cargó contra la interpretación que hizo el kirchnerismo de este paro que lo consideró como una muestra de presión por parte de sectores que se muestran funcionales a instancias de poder catalogadas de conservadoras. "Al gobierno no le queda otra alternativa, ellos quieren trasladar el problema al grupo Clarín, cuando en realidad a ninguno de los que protestamos hoy nos preocupa Clarín. El gobierno quiere decir que esto es político, pero a nosotros no nos ampara nadie, ni nos financia nadie, somos los trabajadores y no nos van ningunear porque estamos en la calle, que es el único lugar donde el gobierno y sus funcionarios no pueden transitar", estimó. En tanto, en representación de ATE, se expresó Martín Rodríguez quien señaló que "el movimiento obrero era un elefante que estaba dormido, pero se levantó y comenzó a andar y no hay nada ni nadie que lo detenga". 


Paralelamente, consideró que con el paro ideado "les decimos no a estas políticas que no tienen nada que ver con lo que nosotros votamos, con lo que aspirábamos que fuera un país totalmente diferente. Los trabajadores pusieron todo para que las cosas se hagan bien, los estatales sobre todo, y no se les reconoce absolutamente nada". A su vez, solicitó que el gobierno local implemente una ayuda de emergencia para paliar las necesidades de un vasto sector de la Administración Pública.
Desde el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (SITAS), su secretaria general, Adriana Bueno, indicó que "los trabajadores tenemos que saber consensuar, dejar de lado las diferencias y cumplir la unidad de la acción para que el salario familiar vuelva a ser una realidad en el sueldo del trabajador, es una conquista de muchos años que la hemos perdido. Hay un falso y doble discurso en nuestra Presidenta, no podemos quedarnos callados, para que rectifiquen esa política, como así también la de precariedad y esclavitud laboral que siguen con la tercerizaciones".


Finalmente, el dirigente de la Asociación Bancaria, Carlos Cisneros se quejó por lo acontecido en la Caja Popular de Ahorros ya que "no puede estar intervenida hace más de diez años y no sabemos quién se beneficia. nosotros no vamos a convalidar el saqueo ni permitir que en democracia se espíe y persiga a dirigentes para meterlos presos porque no piensen como el gobernador", argumentó.

La Capital amaneció tapada de basura

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán, a través de la Dirección de Urbanidad e Higiene, se hizo cargo de la recolección de residuos durante las primeras horas de ayer en la zona de las peatonales y del microcentro, calles que amanecieron con bolsas de residuos domiciliarias y de consorcios, debido al paro de Camioneros. El personal de la repartición ingresó con un camión por las peatonales para facilitar así el arduo trabajo.
Como consecuencia de la protesta del sector tampoco hubo transporte de cargas, combustibles líquidos, caudales y correo.



Cambios en los ómnibus y presión en bares

Si bien desde el gremio de UTA no adhirieron al paro convocado, por lo menos cinco líneas urbanas decidieron modificar la frecuencia de sus recorridos. Se trató de las empresas 17, 9, 6, 12 y 106, que prestaron su servicio con la modalidad aplicada los días sábados. En cambio, no se registraron vuelos desde el aeropuerto Benjamín Matienzo. Además, agremiados a la Unión de Trabajadores del Turismo, Hotelero y Gastronómicos de la República Argentina (UTHGRA) forzaron a dueños de bares y confiterías a cerrar sus puertas, ya que la atención en el comercio en general se desarrollaba de forma normal.



Exigencias

* La eliminación del impuesto a las Ganancias
* El otorgamiento de un plus salarial de 4.000 pesos por única vez por los descuentos efectuados por ese tributo
* El pago de las asignaciones familiares para todos los trabajadores sin tope de haberes
* Efectivizar el 82 por ciento móvil para los jubilados
* Se reclamaron medidas para terminar con el trabajo en negro y el empleo infantil y políticas para la generación de puestos genuinos de trabajo.

Accesos vedados

Desde la Corriente Clasista y Combativa mantuvieron desde las 9.00 de ayer y por el término de dos horas, cortados los accesos a la capital tucumana, ubicados en los puente Lucas Córdoba y Barros.
Según lo señalado por Vicente Ruíz, la agrupación movilizó cerca de 1.500 personas, repartidos entre cada uno de los piquetes, incluida la gente que directamente participó en el acto central de plaza Independencia. Otras de las organizaciones sociales que se hizo presente en la jornada de protesta fue Barrios de Pié. Ambos sectores, serán recibidos hoy a las 12.00 por los ministros Edmundo Jiménez (Gobierno), Osvaldo Jaldo (Interior) y Enrique Zamudio (Desarrollo Social).



Escrache bancario

La Asociación Bancaria de Tucumán (AB) realizó una serie de escraches en entidades financieras ubicadas en calles San Martín y Maipú, más allá que la actividad en estas instituciones fue nula. Principalmente, las protestas se direccionaron en contra de la decisión del PE en sustituir fondos en el orden de los $170 millones de la Caja Popular por Títulos del Tesoro Provincial. Luego, en el Banco Macro, la AB, liderada por los dirigentes Carlos Cisneros y Eduardo Bourlé, arrojó huevos a la fachada de la entidad.