lunes, 5 de noviembre de 2012

"Hay que dejar que la luz de la democracia llegue a la policía"

El actual diputado de la Unidad Popular y ex conductor de la CTA, Víctor De Gennaro, va al centro de la cuestión referida a la sindicalización de las fuerzas de seguridad cuando observa: "El poder económico, con el 84 por ciento de las empresas sin delegados obreros, y las fuerzas de la represión. A esos dos sectores protagonistas centrales del genocidio no llegó aún la luz de la democracia".


No es casual la demora, y es urgente, que la democracia sindical se abra camino también allí. He aquí lo que dijo De Gennaro a ACTA sobre esta innovadora iniciativa legislativa que apunta a la libertad y la democracia sindical:

- Hasta ahora la policía ha servido fundamentalmente para regular el conflicto social. El pobre obligado a delinquir, aquel que se convierte en militante siempre se encuentra con “el palito a abollar ideas”.

- Esa es la función que le dieron a la policía pero no es la que tiene. ¿Dónde dice en la Constitución que la policía está para eso? Al contrario, su función es combatir el delito, no provocarlo.
Lo grave es que para incorporarlos a una sociedad de derecho primero hay que recocerles los derechos que tienen como trabajadores, que están en la Constitución misma.
- ¿Hay otra experiencias?
- En Europa la policía está sindicalizada y lo mismo pasa en otros lugares de nuestro continente. Muchos de sus referentes han participado de las audiencias que se realizaron aquí. Estamos por la libertad sindical en todos los ordenes y eso implica a los trabajadores de la seguridad.
Ahora, dejemos en claro que sindicalizar a la policía no significa que va a cambiar mágicamente de la noche a la mañana. Hay sindicatos y sindicatos. Están nuestros sindicatos de la CTA y otros que la gente conoce bien, lo mismo que sus dirigentes. Pasa como en todos los estamentos de la sociedad.
-Convengamos que estos trabajadores están armados.
- ¿Y acaso no están armados los trabajadores de la Seguridad Privada y tienen sus sindicatos sin problema?
-¿Qué pasa con los policías que se quieren organizar?
- A aquellos que quieren ejercer el derecho que tiene cualquier trabajador los castigan, persiguen, dan de baja. Hay más de veinte experiencias sindicales en todo el país.
Se han realizado inclusive denuncias ante el Instituto contra la Discriminación que han obtenido dictamen favorable. Hay presentaciones en la Justicia que terminarán en la Corte Suprema que no hay dudas fallará permitiendo la sindicalización.
-Después de la dictadura en la Argentina hay una suerte de estatización del delito. Narcotráfico, trata, zonas libertadas para robos, gatillo fácil son asociadas a la policía.
- Sindicalizar a la policía significa también cambiar sus reglamentos internos. Por ejemplo hoy un policía que es testigo de un ilícito está obligado a denunciarlo antes que nadie, a su superior, que es quien generalmente está implicado en el delito. Suponé que descubrís una zona liberada para robos, ¿va a ir a denunciarla a quien la permite? Además, la seguridad no es sólo un problema de la policía. Sería un infantilismo dejar afuera a los otros poderes, su responsabilidad en el tema.
El 84 por ciento de las empresas no eligen delegados. Las grandes empresas y las fuerzas de la represión, son justo los sectores centrales del genocidio adonde no llegó la luz de la democracia.

* Equipo de Comunicación de la CTA