viernes, 2 de noviembre de 2012

"Le pegamos al chancho y salió el dueño".


La movilización dispuesta por la Intersindical, integrada también por nuestra CTA, y en reclamos de mejores condiciones de vida, salariales, sociales para distintos sectores, trajo como respuesta que el gobierno decidiera recibir a los manifestantes para escuchar sus reclamos.

El secretario general de la central tucumana, Salvador Agliano se hizo presente en cada uno de los cortes y allí acompaño a los compañeros que manifestaban, consultado respecto de esta jornada de protesta sostuvo; “los sectores que manifestamos en este día hemos llegado a un punto que es intolerable la situación, creemos que el gobierno provincial debe tomar cartas en el asunto y dejar de inmiscuirse en internas políticas, sindicales para dar una solución efectiva a los reclamos de la gente”



también expresó“Lo bueno sería que no volvamos a tener que hacer semejante protesta para que acepten dialogar. Si no fueran tan soberbios, la negociación sería parte de lo cotidiano, le pegamos al chancho y salió el dueño. Lo bueno sería no tener que hacer semejante protesta para que acepten dialogar. Si no fueran tan soberbios, la negociación sería parte de los cotidiano”.
El dirigente señaló que uno de los temas centrales tratados fue “la expropiación por parte del gobierno de los fondos de la Caja Nacional de Ahorro que cambio por papel pintado, es decir bonos”.
También señaló como central el tema falta de viviendas. “A orillas del Río Salí hay miles de familias viviendo en tierras ocupadas, en condiciones que violan sus derechos humanos. Son albañiles, compañeras que trabajan haciendo tareas domésticas, plantadores de limones. Gente de trabajo que cuyos derechos a tener una casa digna deben ser atendidos ya”.
“Esto –aclaró el dirigente no interrumpe ningún plan de lucha. Que no se crean que llamándonos a reunión se termino todo. Necesitamos más que palabras. El plan de lucha se sostiene, aunque por supuesto estamos dispuestos al diálogo”.


La jornada estuvo sustentada en cortes de acceso a la ciudad capital de Tucumán, Al respecto Gastón Gómez (Barrios de Pie) expresó: "No entendemos por que el gobierno nos llevó a realizar esta medida de fuerza que complica la cotidianidad de todos los tucumanos, si venimos solicitando audiencias desde hace un mes. Lo importante es que fuimos recibidos por el ministro coordinador y pudimos expresar los reclamos de los diferentes sectores".

Los compañeros fueron citados a la casa de gobierno por los Ministros Edmundo Gimenez y Enrique Zamudio  para escuchar los relcamos, allí se le puso en conocimiento el fuerte reclamo de la gente y consultado Gastón Gómez de Barrios de Pie, sintetizó: "Los ministros se comprometieron a hacer llegar los reclamos al Gobernador Alperovich y generar una agenda para buscar soluciones a los reclamos expresados. Por nuestra parte vamos a esperar la respuesta del ejecutivo pero mantenemos el Estado de Alerta y Movilización. Hay reclamos urgentes que deben ser atendidos, por lo que les solicitamos a los funcionarios celeridad en la organización de la agenda de trabajo prometida".. 

Se realizaron piquetes en el puente Barros, que une la capital con el aeropuerto Benjamín Matienzo; en la Curva de Los Vega, en la ruta provincial 314, en Cevil Redondo; en Alberdi, Aguilares, Concepción y León Rougés (todos sobre la ruta nacional 38) y en la ruta nacional 157 a la altura de La Madrid.