miércoles, 10 de abril de 2013

Habría acuerdo entre e gobierno tucumano y los Trabajadores Estatates


Tras varias semanas de tensas negociaciones, entre ofertas y contraofertas, con las calles y rutas tucumanas sumidas en el caos por los piquetes y quemas de cubiertas, finalmente el PE y los gremios estatales podrían arribar este miércoles al esperado acuerdo salarial y laboral.

Está previsto que por la mañana se realice una reunión en la Casa de Gobierno con la participación de representantes de los distintos sindicatos para terminar de ultimar detalles de un acta acuerdo que, conforme pretende el Poder Ejecutivo, podría firmarse al mediodía.

De las negociaciones, que en las últimas 48 horas lograron un avance sustancial, participan la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la delegación local de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), además de los sindicatos que representan a los municipales de la Capital y del Interior.

Según pudo averiguar EL SIGLO, el Gobierno otorgará a los empleados públicos, incluido el personal de los municipios y comunas rurales, una suma fija, no remunerativa y no bonificable (en negro) de mil pesos mensuales hasta diciembre y que se pagaría con retroactividad a marzo último. Es decir, con la próxima liquidación de haberes los estatales tucumanos estarían percibiendo dos mil pesos extra (los correspondientes al aumento para marzo y abril). 

Trascendió que para el caso de los jefes departamentales, en lugar de mil pesos, el aumento sería de 1.500 pesos, mientras que los jefes de divisiones recibirían un incremento de 1.350 pesos y los jefes de oficina de 1.200 pesos.

Otra mejora, a partir de septiembre

Además, el borrador del convenio en el que vienen trabajando los ministros de Gobierno, Edmundo Jiménez, y de Economía, Jorge Jiménez, junto a los dirigentes sindicales establece que a partir de septiembre se concretará un aumento del 20 por ciento en el básico, tomando como parámetro el de la categoría 18. Esto implicaría, de bolsillo, un monto de aproximadamente 300 pesos que se sumarán a la cifra en negro de 1.000 pesos.
Estos números implican una mejora significativamente superior a la que venía ofreciendo hasta la semana pasada el Poder Ejecutivo y que consistía en un aumento del 25 por ciento al básico, lo que en el bolsillo significaba una suba de no más de 350 pesos.

De acuerdo a lo anticipado por fuentes oficiales a este diario, también se acordaría que cualquier otro incremento salarial que se defina dentro de los próximos meses en el orden nacional sería aplicado inmediatamente por el Gobierno provincial.

Finalmente, habría un entendimiento para avanzar con la titularización de todos los empleados transitorios y contratados que ya cuentan con expedientes para integrar la planta estatal.

Pendiente para discutir en los próximos meses quedaría el reclamo sobre la actualización de las asignaciones familiares, que en Tucumán alcanzan 220 pesos por hijo, cuando desde el año pasado la Nación paga 370 pesos en ese concepto.
En el caso de ATE y los sindicatos que representan a los municipales, está previsto que a las 9.00 se reúnan los delegados en un plenario, convocado en la sede de la CTA de calle Moreno al 800, donde se evaluará la propuesta del Gobierno, la que, según pudo averiguar EL SIGLO, sería aceptada.

En cambio, pese a lo avanzado de las conversaciones con el PE, UPCN ratificó anoche que mantendrá las medidas de fuerza durante la mañana de hoy, con una retención de servicios y cortes de calles al frente de las distintas reparticiones públicas, a partir de las 9.00. 

De todas maneras, todo parece indicar que este gremio también terminará aceptando el ofrecimiento del Gobierno, que quiere dar por cerrada la discusión salarial con los gremios estatales este mismo miércoles.





fuente: www.elsigloweb.com