domingo, 2 de junio de 2013

Temen por el cierre de una escuela municipal

Padres y maestros rechazan la creación de una cooperativa. La Intendencia dispuso cambios que despertaron la indignación vecinal. Deslizan que se persigue la clausura del local.

Los padres de los alumnos de la Escuela Municipal "Nueva Argentina", de Las Talitas, están preocupados por la educación de sus hijos. Desde el lunes, el establecimiento comenzará a ser administrado por una cooperativa y, según dijeron, no están dadas las garantías para que el establecimiento continúe funcionando. Incluso afirmaron que el objetivo de esta iniciativa -impulsada por el intendente Luis Morghenstein- es instalar en ese edificio las oficinas de la Municipalidad talitense.

En desacuerdo con esta decisión, un grupo de padres y docentes se autoconvocaron el jueves para tomar la escuela. Ayer, se dividieron en dos grupos y mientras unos permanecieron en el establecimiento, otros protestaron en plaza Independencia. Las docentes Isabel López y Esther Zurita dialogaron con LA GACETA durante la toma y dijeron que, en la cooperativa que se formó a principios de mayo, sólo hay nueve de los 43 educadores que trabajan en ese establecimiento.

"Somos empleadas municipales con función docente. La idea del intendente (Morghenstein) era que el sueldo de los docentes contratados por el municipio se incorpore al fondo que sostendrá el funcionamiento de la cooperativa. Por eso no aceptamos su propuesta", precisó López. Por esto, los educadores le hicieron otra propuesta al jefe municipal. "Le propusimos que los contratados continúen cobrando su sueldo hasta fin de año. Y que, el año que viene, decidan si quieren formar parte de la cooperativa. Pero nos negaron esa posibilidad", agregó Zurita.

La falta de garantías -según lo que dijeron- movilizó a los padres de esta comunidad educativa a la plaza Independencia y a cortar el tránsito frente a Casa de Gobierno. En ese reclamo, recibieron el apoyo de la CTA Tucumán. Fabián Pérez, padre de dos alumnas explicó que, en realidad, el municipio quiere privatizar el establecimiento para poder desguazarlo. "Desde el primer momento nos opusimos a que la escuela pase a ser una cooperativa, pero el intendente nunca nos escuchó. No somos padres opulentos que podremos pagar una cuota de $ 200", remarcó. Actualmente, pagan una cuota de $ 50 pero con la llegada de la cooperativa esa suma se iría a los $ 100.

"Esa cooperativa va al fracaso. Ellos quieren este establecimiento para trasladar la Municipalidad para acá", afirmó Carlos Bustamante, otro de los padres.

La ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, dijo que el intendente Luis Morghenstein no habló con el ministerio para evaluar la transferencia de la escuela Nueva Argentina a la Provincia. También aclaró que por la apertura de nuevas escuelas, por el momento, no están haciendo traspasos y que esta situación se debe resolver en el municipio.


Fuente : www.lagaceta.com.ar