miércoles, 10 de julio de 2013

La CTA Tucumán se sumó al reclamo por Ganancias con Camioneros

"Los reclamos de los compañeros de camioneros sintetiza los puntos salientes de la lucha actual,  Una vez más los trabajadores vemos pulverizado nuestro salario y aguinaldo por el Impuesto a las Ganancias. El “modelo” nos eligió como la principal fuente de recursos del fisco. Trabajadores, aún jubilados que apenas llegan a fin de mes, verifican una vez más que son los perdedores de la “década ganada” por los grupos económicos hegemónicos, los que más ganan y menos aportan." expresó Salvador Agliano secretario general de la CTA Tucumán, que participo en representacion de los compañeros tucumanos.

Ante este cuadro, consecuentes con nuestra consigna de que las luchas se ganan en la calle y con la gente, nos solidarizamos con el paro nacional del Sindicato de Camioneros y acompañamos la protesta. Esta no es una lucha de tal o cual sindicato sino de la clase obrera toda. “El salario no es ganancia”, desde la CTA hace tiempo lo gritamos en cada marcha, lo proclamamos en todos los actos. 

En estos días la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que conduce Ricardo Echegaray, anunció una suba interanual del 28,8% de la recaudación. El mayor aumento se produjo en el impuesto a las Ganancias, por el que el Gobierno nacional recolectó $ 12.755,4 millones, un 44,2% más que en marzo del año pasado, de los cuales $ 11.871,5 millones corresponden a Ganancias – Impositivo y los $ 883,9 millones restantes a Ganancias- Aduanero.

El impuesto a las ganancias es la vedette de la recaudación tributaria del gobierno kirchnerista. Cada vez más trabajadores ingresan en ese régimen de Ganancias producto de la inflación y los consecuentes aumentos salariales, mientras el Estado logra aumentar sus ingresos. Pero, para los trabajadores el pago de Ganancias implica que los aumentos de los salarios se licúen en sus obligaciones tributarias.