martes, 9 de julio de 2013

Lebbos sufrió agresiones al tratar de acercarse a la Casa Histórica

Alberto Lebbos, junto a integrantes de la comisión de "Víctimas de Impunidad" fueron agredidos por policías cuando intentaban dirigirse a Plaza Independencia, donde encabezarían una marcha "pacífica y respetuosa” pidiendo justicia por Paulina como lo hacen todos los martes pero en este caso durante la mañana aprovechando la visita de la presidenta Cristina Fernández, a quien había solicitado que lo reciba para hablar del caso.

El padre de la joven asesinada pugnaba llegar hasta la zona donde se movería la Presidenta de la Nación durante su estadía en Tucumán con motivo de participar de los actos por un nuevo aniversario de la Declaración de la Independencia Argentina.

Sin embargo, la intención de Lebbos terminó lejos del paseo de los tucumanos ya que una barricada policial ubicada en 9 de Julio y San Lorenzo le impedía seguir adelante. En ese lugar se produjo la primera trifurca entre los efectivos y los manifestantes que luchaban por sortear el obstáculo humano.

Por la fuerza los manifestantes junto a un grupo de periodistas que cubrían la marcha lograron pasar este primer cordón policial. Luego de pasar una de las vallas dispuestas en toda la ciudad, se aprestaban por salvar otro de los cortes cuando fueron detenidos.

Al tratar de ingresar, a pesar de la oposición policial, se produjeron algunos empujones, al punto tal que uno de los efectivos se hizo de un frasco conteniendo gas pimienta, rociándolo en sus ojos, provocando la reacción y el malestar de los participantes de la marcha.

“Defender nuestros derechos en la calle, en este caso el de tener Justicia, es el mejor homenaje que podemos rendirle a los próceres de 1816", rezaba el comunicado emitido por Lebbos. Sin embargo, el objetivo de los manifestantes no se cumplió ya que la orden era no dejar pasar a nadie y que su reclamo de Justicia no resonara en los oídos de la Presidenta.


Finalmente, cerca del mediodía los manifestantes se dirigieron hacia Plaza Irigoyen donde pudieron realizar el acto programado y leyeron los nombres de las víctimas de la impunidad.