ATE-CTA marchó en Tucumán

"Seria bueno que los gobernantes escuchen a los trabajadores no solo cuando necesiten los votos, ahora ya pasaron las elecciones y queremos respuesta claras" asi los sostuvo el dirigente Martín Rodriguez de ATE-CTA durante la marcha de este jueves en reclamo de las asignaciones familiares.

Los trabajadores del estado alineados en los distintos gremios marcharon esta mañana por las calles de Tucumán en reclamo de las asignaciones familiares sean equiparadas con los dineros que abonan en la nación. El acompañamiento de los municipales del interior de la provincia fue importante por que no solo protestaron frente a casa de gobierno sino que lo hicieron frente de cada repartición gubernamental.



El referente de ATE, Martín Rodríguez, advirtió que de no mediar una respuesta del Gobierno a esos reclamos, instalarán "una carpa al frente de la Casa de Gobierno y no se descarta la posibilidad de realizar una presentación judicial".
El sindicalista justificó esa postura acusando al gobernador José Alperovich de "violar la ley nacional, porque ningún trabajador del Estado debe cobrar menos de 446 pesos de asignación por hijo, como determinó la Nación". "Se están debiendo 1.750 pesos por hijo desde 2011 a la fecha a cada agente estatal y se está pagando en el orden nacional 460 pesos y acá solamente 220 pesos y eso es una ley nacional", insistió.
Por su parte, la Federación de Sindicatos Municipales y Comunas Rurales de la Provincia se declaró en estado de alerta y movilización y amenazó con salir a las rutas para exigir si es que el Gobierno no da respuesta al reclamo sobre la equiparación de las asignaciones. Además, el sector exige la titularización de los contratados en los municipios y comunas, el blanqueo de 1.000 pesos para el personal que se encuentra a 10 años de jubilarse y el dictado del decreto por el incremento salarial del 20 por ciento a partir de septiembre acordado con el PE.