Estatales endurecen el plan de lucha e irían a la Justicia por las asignaciones familiares


Ante la falta de respuestas del Gobierno provincial al reclamo para que se actualice el monto de las asignaciones familiares, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y los Municipales del Interior anunciaron que profundizarán el plan de lucha iniciado en junio y amenazaron, inclusive, con la posibilidad de recurrir a la Justicia con ese planteo. 
La decisión de intensificar las medidas de fuerza fue adoptada ayer tras una asamblea de delegados realizada en la sede de la CTA. 
"En un plenario, donde estaba el frente de gremios municipales y ATE se decidió que el próximo jueves a las 10.00, va a ser la concentración en la Plaza Independencia, quedándonos en el lugar para hacer un acto, porque ya no va s ser la marcha en moto como las últimas veces. Esta vez nos vamos y nos quedamos", advirtió Martín Rodríguez, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).
Mientras que en Tucumán las asignaciones están congeladas desde 2011 en 220 pesos por hijo, la Nación les paga a los trabajadores 446 pesos en ese concepto desde julio último.
Para exigir que se equiparen los montos y que se pague la deuda por el retraso en la actualización, calculada en 1750 pesos por trabajador, es que se resolvió la concentración de la próxima semana en la plaza Independencia (antes hubo dos motoqueadas).
Rodríguez advirtió que, de no mediar una respuesta a su pedido, instalarán "una carpa al frente de la Casa de Gobierno y no se descarta la posibilidad de realizar una presentación judicial".
El sindicalista justificó su postura acusando al gobernador José Alperovich de "violar la ley nacional, porque ningún trabajador del Estado debe cobrar menos de 446 pesos de asignación por hijo, como determinó la Nación". 

"Se están debiendo 1.750 pesos por hijo desde 2011 a la fecha a cada agente estatal y se está pagando en el orden nacional 460 pesos y acá solamente 220 pesos y eso es una ley nacional", insistió.