"Los reclamos no cesarán hasta que nos escuchen y nos den lo que pedimos"


Los empleados estatales cumplieron con lo que habían anticipado la semana pasada y desde las 8.30  realizaron cortes de ruta totales en distintos puntos de la provincia. Cerca de 400 empleados de los municipios de Monteros, Bella Vista y Famaillá, y de las comunas de Santa Lucía y Acheral bloquearon el paso por la ruta provincial 307, a la altura del paraje Las Mesadas, en el pie del cerro, para pedir al Gobierno provincial un bono de $ 2.000 y la apertura inmediata de las paritarias.

El piquete, con gomas quemadas, generó múltiples inconvenientes en la zona y hubo largas colas de rodados, de ambos lados. Esa arteria es el único camino que permite acceder a Tafí de Valle y al Valle Calchaquí. En la ruta nacional 38, los municipales también efectúan bloqueos sobre los puentes de los ríos Gastona, en Concepción, y Barrientos, en Monteros. Otro piquete impidió el paso por la ruta nacional 157, en el acceso a la ciudad de Bella Vista. Los piquetes se levantaron alrededor de las 10.30.


En la Capital la concentración principal fue en la histórica Plaza Independencia , a pesar del calor los compañeros estatales marcharon desde la principales ciudades y en la capital desde las reparticiones gubernamentales para confluir al grito de : “ se siente, se siente los estatales están calientes” asi se fue poblando de manifestantes el paseo publico.


En el momento de las alocusiones Vicente Ruiz Municipales del Interior,  sostuvo: “ en el interior de la provincia los municipales la estamos pasando muy mal, sentimos que este gobierno nos olvida nos deja de lado, es soberbio no nos escucha y ya nos cansamos por eso le decimos basta, queremos soluciones ya”.


El  dirigente  Martin Rodriguez de ATE – CTA dijo: "esta es la Casa abandonada ( en alusión a 
Casa de Gobierno) porque no tenemos gobernador parece, cuando los estatales debimos acompañar el supuesto crecimiento de Tucumán lo hicimos por el bien de la provincia no pusimos obstáculos” además sostuvo: “se acabo la fiesta en Tucumán. Si no hay respuesta no hay circo, no hay Dakar” y prosiguió diciendo los reclamos  no cesarán hasta que nos escuchen y nos den lo que pedimos" .

De la manifestación participaron empleados de distintas reparticiones enrolados en la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales, de la Agremiación del Personal de la Enseñanza Media, de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica, de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE-CTA), de los municipales del interior y de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Luego de la expresiones de los Compañeros de distintas organizaciones gremiales se desconcentraron para regresar a sus hogares y prepararse para nuevas marchas tal cual lo decidieron en reunión del frente de gremios estatales.


A propósito de marchar se decidió cortar los accesos a villas veraniegas interrumpiendo las rutas, el ingreso al aeropuerto TTE Benjamin Matienzo,  la estación terminal de ómnibus y muchos accesos a la ciudad.