viernes, 9 de mayo de 2014

Una vez más, la CTA y la Multisectorial ganaron la calle

Los cientos de militantes de la Central llegaron desde temprano para concentrarse frente a la Casa de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. “CTA de los trabajadores, ni de los gobiernos, ni de los patrones”, cantaba la batucada que encabezaba la marcha. La extensa movilización atravesó Avenida de Mayo para llegar al Congreso de la Nación donde se realizó el acto central. “Venimos a dar apoyo a la lucha contra la criminalización de la protesta social, que pretenden cercenar nuestros reclamos y decir si son o no son legítimos”, sintetizó el presidente de la Federación Universitaria Argentina, Emilio Cornaglia, y agregó: “Los estudiantes estamos en riesgo igual que ustedes, compañeros. Por una Argentina sin pobreza y por justicia social para todos”.

A su turno, Daniel Menéndez, del Movimiento Barrios de Pie, indicó: "Es un honor encontrarnos en la calle, en la pelea contra el ajuste y por una Patria más justa. Acompañamos incondicionalmente al compañero De Gennaro y a la CTA en la lucha por la democracia sindical, para más protagonismo popular en nuestros barrios. Y a profundizar en la unidad de acción para seguir avanzando en esta lucha”.

Luego, Gustavo Giménez, del MST Teresa Vive, expresó un fuerte abrazo “a nuestros compañeros de Chaco que ayer fueron brutalmente reprimidos por el Gobierno de Capitanich. Esta Ley de Convivencia en los piquetes, que es una Ley Antipiquetes, es la posibilidad del Gobierno de romperle la cabeza a los trabajadores cuando salen a pelear por sus derechos. Porque nos seguirán tomando el pelo con los índices de pobreza e indigencia, pero nosotros sabemos como están los compañeros en los barrios con la inflación y el ajuste”.

Tras cartón, tomó la palabra "Chiquito” Ardura, de la Corriente Clasista y Combativa quien manifestó la más fuerte solidaridad con los compañeros de Chaco: “Que liberen inmediatamente a los detenidos, y que se desprocese a los trabajadores de Las Heras. ¿Ustedes creen que con toda esta historia de lucha, con una ley antipiquetes nos van a mandar a nuestras casas? Ya lo intentaron en el 2001 con el Estado de sitio y los que se tuvieron que ir fueron ellos. Es la clase obrera la que va a decidir”.

“Estamos acá para apoyar una ley que nos de libertad y democracia sindical, porque los que tienen que decidir en los gremios son los trabajadores a través de su cuerpo de delegados. Compañeros, debemos crear un nuevo paro general, por 36 horas en unidad de acción porque los trabajadores no vamos a pagar el ajuste”, agregó el dirigente de la CCC.
La movilización exigió por la inmediata reincorporación de los 30 trabajadores de vigilancia del ex hospital Francés, perteneciente a PAMI, que fueron despedidos el pasado 1 de mayo por organizarse sindicalmente.


Por libertad y democracia sindical


Finalmente, en representación del la Central, tomó la palabra Juan Carlos “Pipon” Giuliani quien comenzó repudiando la represión en Chaco: “Ayer, hubo una postal que refleja mejor que 100 palabras el ADN de este Gobierno que se dice nacional y popular. Mientras el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, se negaba a dar informes sobre la pobreza en el Senado, la policía brava del Chaco, su provincia, metía palos, balas de goma y gases lacrimógenos a los trabajadores que se manifestaban en las calles de Resistencia. No hay ajuste sin represión, por eso este proyecto de regular los piquetes, está en línea con el Proyecto X y la Ley Antiterrorista para acallar la protesta popular. Nosotros somos consecuentes y volvemos a reclamar en la calle. Porque este es un ajuste descarado, ortodoxo y que quieren descargar sobre el bolsillo y las espaldas de los trabajadores”.

Ante una ovación de aplausos, el secretario de Relaciones Institucionales de la CTA ratificó la decisión de la clase trabajadora de no dar un paso atrás en la lucha por sus derechos: 
“Hemos decidido no volver a ser víctimas del ajuste. Y si el Gobierno sigue con la sordera, habrá un paro de 36 horas, con movilización a Plaza de Mayo. Y tienen el tupé de decirnos que cuando ganamos la calle, le hacemos el juego a la derecha. Pero no se ruborizan cuando se encuentran con el macrismo, porque el Pro, el Gobierno y la oposición mediática integran el Pacto de Gobernabilidad para garantizar que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres”.

“Por eso compañeros, desde acá, esta CTA convoca al conjunto de los organismos de derechos humanos y a cada una de las organizaciones del campo popular a formar un gran frente para no permitir que avancen contra la protesta social en nuestro país. Vamos a volver a marchar al Congreso cuando traten este proyecto, para que se les caiga la cara de vergüenza. ¿Cómo vamos a dejar que pase esta ley que va en la línea con el aparato de inteligencia que manejan Milani y Berni, cuando hay más de 5 mil luchadores procesados, se está muriendo en la cárcel Raúl "Boli" Lescano y pretenden condenar a cadena perpetua a los petroleros de Las Heras. Le mandamos un fraternal abrazo a "Boli" con quien compartimos las cárceles de la dictadura militar. Minga los vamos a dejar pasar”, agregó el dirigente de CTA Nacional.

Se refirió también al avance del ajuste y la intención de que sea descargado sobre la clase obrera: “Por supuesto que lo que ellos llaman un descenso suave de la economía, es un parate que deja suspensiones y despidos. Aunque Capitanich no quiera dar la cifra de pobres en la Argentina nosotros creemos en lo que nos dice el compañero Claudio Lozano -presente en el palco- en sus informes y estudios. Y es una vergüenza que a 30 años de retorno de la democracia, haya 15 millones de compatriotas por debajo de la línea de pobreza. Hoy más que nunca, el hambre es un crimen, como dicen los Chicos del Pueblo. Y si es un crimen eso quier decir que hay criminales y cómplices. Para devolver la dignidad a nuestro pueblo tendemos que hacer como dicen los compañeros zapatistas, "construir el paraíso en la tierra y volver a ser felices”.

Giuliani reiteró las consignas que tiene a la Central movilizada en esta etapa: “No han dado ninguna respuesta a nuestros reclamos pese al contundente Paro Nacional del 10 de abril: Salario Mínimo de 9 mil pesos para los trabajadores formales, precarios y planes sociales, un haber mínimo jubilatorio igual al Salario Mínimo Vital y Móvil, el 82%, las asignaciones familiares, la eliminación del Impuesto a las Ganancias sobre el salario porque el salario no es ganancia. Venimos de muchas luchas, no pocas derrotas, efímeras victorias, pero acá estamos firmes, convocando a un frente contra este proyecto de Ley Antipiquetes”.


Finalmente, “Pipón”, llamó a darle continuidad a este plan de lucha: “con un paro de 36 horas y movilización a Plaza de Mayo y a seguir construyendo esta gran asamblea popular el 29 de mayo donde vamos a plebiscitar la estrategia de nuestra Central fortaleciendo una verdadera alternativa política desde los trabajadores para reeditar una nueva experiencia de poder popular que nos devuelva la posibilidad de ser felices. La fuerza reside en ustedes, más temprano que tarde convertiremos nuestros sueños en la pesadilla de los que mandan”, concluyó Giuliani.



FUENTE: www.agenciacta.org

Fotografías: Luis Bañagasta, Juan Carlos Olea, Martín Basualdo, Fabian Piedras, Walter Piedras