miércoles, 11 de junio de 2014

Visitadores médicos reprimidos en Chaco

Pensamos que es imposible que se respeten los derechos cuando no se respetan los del conjunto de la clase trabajadora. Así lo entiende nuestro sindicato al tener un rol protagónico en la Central de Trabajadores de la Argentina y así lo entienden los compañeros de AAPM de Chaco que participaron en la movilización que fue reprimida salvajemente el día de ayer.

La movilización impulsada por los pueblos originarios, trabajadores nucleados en la CTA y otras organizaciones políticas y sindicales exigía al gobierno de Juan Carlos Bacileff Ivanoff mejoras en las condiciones laborales, mayor inversión en el sistema de salud y nuevos puestos de trabajo.

Carlos Marín, secretario de prensa de CTA y de la Asociación de Agentes de Propaganda Médica de Chaco que participó en la movilización y fue uno de los que recibió un balazo de goma en la cara, aseguró que “estaba todo organizado por parte de la policía para reprimir, había más de mil agentes policiales esperando en la casa de gobierno y cuando llegamos fuimos brutalmente reprimidos”.

“Una vez más el gobierno chaqueño mostró su insensibilidad reprimiendo a los trabajadores y a los pueblos originarios que fueron corridos con la montada más de 10 cuadras. Hasta las 4 de la mañana había gente que estaba desaparecida, no sabíamos dónde estaba. Ahora ya no queda ningún detenido pero al menos hay 17 personas heridas de gravedad en el hospital Perrando”, detalló Marín.

Por su parte José Quiroz, secretario general de AAPM Chaco denunció que la represión que sufrieron es imposible de dimensionar, “ni en la época del proceso hemos sufrido este tipo de represiones” y también denunció que cuando llevaron a los heridos para que sean atendidos en el hospital, no los querían recibir, que lograron que los atiendan luego de realizar una movilización al establecimiento para exigir su internación.