miércoles, 24 de septiembre de 2014

La Industria Farmacéutica no quiere reconocer ni derechos ni salarios justos

Las cámaras de la Industria Farmacéutica (CAEME, CILFA y COOPERALA) nuevamente se muestran intransigentes ante el reclamo de los trabajadores Visitadores Médicos lo que hace que indefectiblemente comiencen las medidas de fuerza con la metodología que establezcan los plenarios de secretarios generales y de delegados.

Todos los indicadores llevados adelante por estadísticas oficiales o consultoras privadas muestran que la industria farmacéutica tiene un crecimiento permanente en su facturación y rentabilidad. Pese a ello, mantienen su exigencia de que los Agentes de Propaganda Médica firmemos un acuerdo salarial por debajo de la pauta inflacionaria.

Se muestran, también, inflexibles frente a los reclamos de reconocer derechos laborales elementales como la sala materno-paternal, que se le abone la antigüedad a los trabajadores por los años realmente trabajados en las empresas sin el tope de quince años que actualmente está fijado, zonas desfavorables, licencias especiales, etc.

Llenan páginas y declaraciones hablando de Responsabilidad Social Empresaria pero queda en claro que es una simple política de marketing ya que a la hora de reconocer derechos muestran la brecha que hay entre lo que dicen y lo que hacen.

Sabemos que no es una política que ejercen exclusivamente en la República Argentina, pero aquí los trabajadores no estamos dispuestos a aceptar sus amenazas de despidos masivos frente a los justos reclamos laborales y salariales.

Estamos convencidos que nuevamente la unidad de todos los Visitadores Médicos del país hará que nuestras reivindicaciones se transformen en realidad.