lunes, 29 de junio de 2015

Un fallo histórico de la lucha sindical.

Afines de 2014 la Cámara del Trabajo Sala III de la Provincia de Tucumán señaló: “Se debe asimilar al dirigente gremial de una asociación sindical en trámite de inscripción al de la regularmente inscripta a los fines de la protección de la tutela sindical y por ende tiene acceso a la vía sumarísima para hacer valer sus derechos”.

Este fallo es trascendental en la historia de la provincia ya que protege a los dirigentes de gremios en trámite de inscripción posibilitando la organización sindical que de otra manera se vería coartada. “Con este fallo se protege a los gremios que está en trámite de inscripción gremial, esto quiere decir que a los que deciden formar un gremio se los protege hasta que el Ministerio de Trabajo los reconoce. Es un antecedente muy importante porque va vapuleando a la ley retró-grada vigente que no respeta la libertad sindical”, dijo al periódico de la CTA Mario Poggio, abogado laboralista del equipo jurídico de la CTA Tucumán, quien defendió a un dirigente del gremio

ADEET (Asociación de Empleados de la Empresa Tavex) que había sido despedido por causales gremiales y que fue reinstalado gracias a este fallo.

“De por sí Tucumán es una provincia conservadora y eso se traslada al pensamiento de los Jueces ; este fallo es revolucionario porque destruye los cimientos de la ley vigente. Estos fallos van abriendo camino para lograr la modificación de la ley de Asociación Sindical buscando una nueva ley que sea más democrática ya favor de la libertad sindical que cambie este paradigma”, concluyó Poggio que con 29 años dirige el Observatorio Jurídico de Tucumán