jueves, 5 de noviembre de 2015

Masiva adhesión al paro de Visitadores Médicos

Los Visitadores Médicos ayer realizaron medidas gremiales porque las Cámaras Empresarias pretenden que firmen un aumento salarial fijado unilateralmente por ellas sin tener en cuenta la inflación real, ni la rentabilidad y ganancias escandalosamente extraordinarias que obtiene la industria farmacéutica.

También se niegan a pagar compensación alguna por beneficios que sí otorgan a otros trabajadores de la industria como la sala paterno-maternal para niños/as de 0 a 5 años, la antigüedad sin tope de años (nos pagan sólo hasta 15 años), las licencias especiales, las vacaciones desde 21 días, entre otras.

La Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM-CTA) fue al paro en reclamo de: un aumento en el básico de convenio para que no quede desfasado de la inflación y que tenga en cuenta las ganancias extraordinarias de la industria farmacéutica; aumento real para todos los visitadores médicos; reconocimiento de derechos laborales que se incorporen al convenio colectivo de trabajo; compensación por los beneficios no otorgados en una actitud claramente discriminatoria contra los visitadores médicos.

Movilización a CILFA


Los Visitadores Médicos nucleados en la Asociación de Agentes de Propaganda Médica se movilizaron a la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos CILFA (Libertador 609), en el marco del Paro Nacional por su actitud intransigente en las paritarias y la permanente acción antisindical de muchos laboratorios que forman parte de la misma.

"Los Laboratorios “Nacionales” integrantes de esta cámara empresaria se niegan a firmar paritarias pero:

- Sobrecargan precios de sus productos hasta 30.000%.

- Viven financiados por el Estado a través del sistema público de salud y el sistema solidario de salud de las Obras Sociales.

- Promueven la automedicación y ponen en juego la salud colectiva a través de publicidad masiva en los medios de comunicación, escondiendo los efectos adversos y las contraindicaciones.

- Disfrazan las coimas a través de pagos a falsos congresos, depositando dinero en agencias de turismo como forma de conseguir recetas a cambio de viajes.

- Ejercen persecución sobre los trabajadores/as que defienden sus derechos.

- Son condenados por la justicia, como Laboratorio CRAVERI, por maltrato y persecución laboral, sentando jurisprudencia en materia de “mobbing”: muestra de su pretensión de someter a las personas a través de su poder económico que incluso, en la historia, puso en jaque a gobiernos democráticos.

¡Basta de abusos! ¡Que se respeten los derechos de los trabajadores!

¡Paritarias ya!"

* Equipo de Comunicación de la Asociación Agentes de Propaganda Médica (AAPM-CTA)