miércoles, 1 de junio de 2016

El grito no cesa: continúan las marchas por Belén

Una multitud se organizó para marchar por la inmediata liberación de Belén, la joven encarcelada y acusada por aborto inducido.

El 21 de marzo del 2014, Belén se dirigió al Hospital Avellaneda con una hemorragia distinta al período menstrual normal: resultado de un aborto espontáneo de un embarazo del cual ella asegura no haberse enterado.

Luego de ser interrogada, degradada y acusada por miembros de la institución, sobre un aborto inducido, los jueces de la Sala III de la Cámara Penal  la condenaron a ocho años de prisión con el nombre de "homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía" sin reunir las pruebas necesarias para justificar dicha condena.

Siendo un ejemplo más de la violencia institucional que aún se vive en Democracia, en vísperas del Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer (sábado 28 de mayo), una multitud marchará desde Tribunales hacia la Plaza Independencia para gritar por la inmediata liberación de Belén y por el cumplimiento de múltiples derechos que corresponden no sólo por la condición de ser mujer, sino también por ser humano.

“Entendemos que las mujeres tenemos muchas dificultades en la salud pública, sobre todo lo que tiene que ver nuestra salud por ser mujeres. En particular, lo que tiene que ver con la atención de los abortos espontáneos, la atención de los protocolos a seguir frente a los abortos no punibles o con la dificultad de las mujeres para acceder a una salud pública de calidad”, cuenta Victoria Disatnik, psicóloga y referente de la Casa de las Mujeres Norma Nassif.

Esta marcha estará centrada en la injusticia que se generó desde el Hospital Avellaneda contra Belén. Donde se violó la confidencialidad médico-paciente, es decir, el secreto profesional. “Belén fue maltratada, violentada y acusada de asesinato. Le endilgaron un feto sin tener ninguna prueba para hacerlo y fue directamente de la cama del Hospital a la cárcel. Por lo tanto, tiene una importancia muy grande asistir a la marcha. El repudio que ha generado en todo el país la condena de Belén se expresa en Tucumán”, agrega la psicóloga.

Lo que sostienen desde la Casa de las Mujeres de Norma Nassif es que la excarcelación a Belén sería escuchar el movimiento de mujeres que viene peleando desde hace muchos años por estos temas en particular: por la libertad del derecho de decidir de las mujeres y sus posibilidades, donde el aborto no sea penalizado sino legalizado.

La marcha se llevará a cabo hoy, desde Tribunales Penales de Tucumán (Av. Sarmiento y Laprida) a las 18 h.

FUENTE:   http://vo-ve.com/   Agustina Tarcaya