jueves, 27 de octubre de 2016

JORNADA NACIONAL DE LUCHA

"Se hace indispensable un paro general ya"
Una Jornada Nacional de Lucha. Dirigentes de ambas CTA en Tucumán se reunieron para definir las actividades de cara al 4 de noviembre. Ampliar
Desde ambas CTA coinciden en que se hace necesario presionar a la CGT para que convoque a un paro general. El próximo viernes 4 de noviembre habrá movilizaciones en todo el país.
Los dirigentes locales anunciaron una jornada de lucha nacional, con paros y movilizaciones el viernes 4 de noviembre, para reclamar un golpe de timón en las políticas económicas del gobierno nacional, rechazar el bono navideño convenido por la CGT y exigir la reapertura de paritarias.
En este marco, dirigentes de las dos CTA de Tucumán se reunieron hoy para terminar de definir la modalidad de la protesta en la provincia. Del encuentro, que se llevó a cabo en la sede de la Asociación de Prensa de Tucumán (Junín 755), participaron el secretario general de la CTA de los Trabajadores, Oscar Gijena, y el secretario adjunto de la CTA Autónoma, Vicente Ruíz. Además, estuvieron presentes dirigentes de la CTEP (Coordinadora de Trabajadores de la Economía Popular), y los docentes de ATEP y APEM.
“Es una jornada nacional de lucha en donde vamos a confluir los trabajadores de diferentes sectores y pararnos de frente al ajuste, a la caída del salario, rechazar el bono consensuado por la CGT y pidiendo apertura de paritarias”, comentó Oscar Gijena.
Para el también secretario general de la APT es necesario que la CGT convoque junto a las demás centrales de trabajadores a un paro general y nacional que sirva de termómetro social. “Creemos que las políticas de ajuste hacen necesaria una revisión de la política del gobierno de Mauricio Macri. El diálogo nunca debe cortarse pero el paro nacional se nos hace indispensable para que el gobierno tome nota del malestar expresado por los trabajadores y es además una manera de medir el grado de unidad que tiene el campo popular”, sostuvo.
Por su parte, Vicente Ruíz aclaró que “la situación ya es insoportable”. “Movilizamos para decirle #BastaMacri, por un lado, y exigir a la CGT un paro nacional de forma inmediata, por el otro. Los incrementos del combustible, de las tarifas de la luz, gas y agua nos preocupan mucho. Si ya no nos alcanzan los sueldos para que vamos a hablar luego de estos tarifazos”, agregó.
Ambos dirigentes rechazaron además el bono de fin de año acordado entre la CGT, el gobierno y las cámaras empresarias, por considerarlo una "falta de respeto" hacia los sectores populares."Con este bono pretenden que los trabajadores nos resignemos a que lo que se perdió con la inflación no lo podamos recuperar en ninguna paritario futura y no lo vamos a aceptar de ninguna manera", subrayaron.