lunes, 21 de noviembre de 2016

Abusos de la industria farmacéutica: ganancias extraordinarias, paritarias a la baja.

Realizada una nueva reunión de paritarias en la que participaron las tres cámaras empresarias, no solo se mantienen intransigentes sino que volvieron a la carga para que firmemos a la baja respecto a las condiciones salariales y de trabajo y que renunciemos a derechos laborales adquiridos desde hace largos años.

Las patronales pretenden que acordemos que el personal jerárquico viole lo específicamente normado por las leyes de profesionalidad. A su vez, se niegan a pagar la cifra no remunerativa, que es un derecho adquirido tras largos años de discusión paritaria.

Es decir, pese a que la inflación que dinamitó nuestros básicos de convenio y poder adquisitivo y a que la facturación de la industria farmacéutica aumentó muy por encima de la pauta inflacionaria (a tal punto que fueron advertidos por el propio gobierno), pretenden que los y las agentes de propaganda médica sean quienes a costa de su salario y condiciones de trabajo aumenten aún más las ganancias extraordinarias de los Laboratorios.

A todo esto, sumamos su exigencia a que pongamos límites a la representación gremial, es decir, que les dejemos vía libre para los abusos laborales que tienen en carpeta.

Ratificamos nuestra postura de no ceder a las presiones y a las provocaciones que son leídas por parte de los trabajadores visitadores médicos en clave de violencia patronal.

Seguiremos profundizando las medidas de lucha para defender nuestros derechos y salarios y lejos de debilitarnos, duplicaremos la representación y la militancia gremial de los y las APM.