jueves, 3 de noviembre de 2016

Denuncian recortes en la Salud Pública

El 31 de octubre y 1 de noviembre el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud de Tucumán (SITAS-FESPROSA) convocó a un paro informático. Este jueves 3 de noviembre realizará una marcha a las 19.30 horas en Plaza Independencia.

"El SITAS nuevamente en pie de lucha. Una asamblea se pronunció en defensa de la salud pública y contra el maltrato laboral. Además, se denunció el incumplimiento del Acta Acuerdo firmada por el gobierno provincial en la última negociación paritaria.

"Transcurrido un año de gestión de la gobernación de Juan Manzur y de la ministra de Salud de la provincia, Rossana Chahla, la política sanitaria pasó de estar en terapia intermedia a terapia intensiva. El recorte presupuestario sobre la salud pública de los tucumanos se traduce en la disminución de partidas y presupuesto para medicamentos, lo que merma las cantidades y la variedad disponibles. Esto lesiona a médicos y pacientes, ya que unos comprometen su práctica profesional por estas limitaciones, y otros se llevan el remedio ’que hay’ más que ’el que necesitan’ a sus casas.

"Al mejor estilo años noventa, donde un ministro de Economía digitaba más que un presidente la realidad de los ciudadanos, hoy en los hospitales la tijera de un contador puede más que el estetoscopio del médico al momento de atender las necesidades de los pacientes. Desde este criterio economicista es que Rossana Chahla planifica e implementa su política sanitaria.

"La tijera también recorta la cantidad de insumos necesarios, lo que determinó que los tucumanos pasarán el invierno y la epidemia de gripe sin vacunas suficientes hasta para los grupos poblacionales de riesgo. En medio de una crisis económica que golpea a la puerta y la mesa de los tucumanos, las partidas de leche destinadas a miles de niños desnutridos, hoy denominados ’de bajo peso’, también se vieron disminuidas. Desde material quirúrgico descartable hasta de higiene, resultan escasos o faltantes en distintos nosocomios.

"El recorte a la salud pública también se efectiviza sobre los estudios diagnósticos complementarios requeridos por los médicos. A esto se le suma el hecho de que en el Hospital Centro de Salud, el segundo en complejidad de la provincia, no hay aparato de rayos con radioscopia y no funciona el tomógrafo.

"Inaugurado en el año 1962, equipado inicialmente con cuatro quirófanos, el Centro de Salud continúa hoy con sólo cuatro quirófanos, siendo la población y la demanda mucho mayor a la de hace más de cincuenta años. Actualmente, en los hospitales de Tucumán los pacientes reciben turnos para ser atendidos y u operados con semanas y hasta meses de espera. Las largas colas y los enfermos durmiendo en los pasillos hospitalarios para lograr un turno son una realidad diaria en la provincia.

"El recorte se visibiliza en el primer nivel de atención, ese cinturón sanitario provisto por los Caps y Cics. En general sólo cuentan con un médico generalista y un botiquín mínimo. La promoción y prevención en salud son escasas o inexistentes, ya que no se cuenta con personal suficiente para realizar esas prácticas y además atender la demanda de la población ya enferma. Por estos días de octubre, a los becarios del Programa Médicos Comunitarios se les recortó también el presupuesto, lo que supone una merma de sus horas laborales.

"El SITAS denunció, además, que para el período vacacional, las inundaciones y epidemias estacionales podrán avanzar sobre la población más vulnerable ya que no se hicieron obras suficientes en los ríos del sur provincial. En ese sentido, indicaron que el Siprosa se alista nuevamente a no cubrir con reemplazos al personal que tome licencias, lo que dejará aún más a la deriva a la población en general y posibles evacuados.

"Como si sobrara tela, el recorte sigue. La profundización de la crisis en adicciones se desbordó. Los cotidianos casos de suicidios de jóvenes adictos, el llanto y los reclamos de sus madres con pañuelos negros, las marchas de ’La Hermandad de Los Barrios’, un movimiento social que reclama salud y justicia al gobierno, no alcanzan a conmover a la Ministra. Chahla solo apuesta a apagar el fuego en los casos mediatizados por la prensa, como es la situación del niño Tiago pero no a proveer al Siprosa de instalaciones suficientes y más profesionales para dar respuesta a tan dolorosa y cuantiosa demanda.

"Actualmente, el Sistema Provincial de Salud cuenta con sólo un centro especializado para el paciente adicto: el centro Las Moritas. Está destinado sólo a pacientes varones y cuenta con cuarenta y ocho camas de internación. También existe un servicio para adicciones en el Hospital Avellaneda donde se atienden pacientes ambulatorios y que tiene sólo dos camas para casos de urgencia. Otras dos camas para desintoxicación en la guardia del Hospital Obarrio, más doce camas disponibles en el Hospital del Carmen. Una sumatoria totalmente insuficiente de sesenta y siete camas disponibles, y una atención de algo más de trescientos psicólogos para enfrentar la demanda general en salud mental y la específica en adicciones, de una población tucumana que ronda el millón y medio de habitantes.

"Entre estos, cientos, tal vez miles de personas con problemas de adicción y poblaciones en riesgo. Ni el Ministerio de Salud ni el Ministerio de Desarrollo Social cuentan con estadísticas que permitan analizar el real impacto social de esta problemática y a partir de allí definir las políticas públicas para abordarla.

"El SITAS celebró el miércoles pasado una asamblea Interhospitalaria. En ella, los autoconvocados de diferentes hospitales, áreas y Caps de la provincia se pronunciaron en protesta por el recorte que implementa Rossana Chahla desde el Ministerio en las formas antes mencionadas sobre la salud pública.

"Pero también, el reclamo gremial se pronuncia contra la política de atropello a los derechos laborales que se apresta a instalar en el SIPROSA.

"Además de incumplir con numerosos puntos que hacen a lo firmado en el Acta Acuerdo de paritaria con Sitas, se apunta a avanzar sobre el derecho a capacitación y perfeccionamiento en el personal del SIPROSA, algo tan valioso y necesario en cualquier trabajador. Más si se trata de pensar en tratar con la salud.

"Se apuesta también a recortar y limitar los períodos de licencias vacacionales, apostándose a que los trabajadores logren ’más producción’ estando ya abarrotados de pacientes. En todo subyace una política de recorte de ’gastos’. Los premios a la obsecuencia política, a la tijera van desde pagos extras en concepto de extensiones horarias y libres disponibilidades, hasta otorgamientos de traslados, nombramientos, jefaturas y direcciones.

"Los castigos o el disciplinamiento por el desacato van desde las inspecciones y controles de permanencia hasta los traslados compulsivos. El alineamiento político a una política del recorte se impone a fuerza de oflador por sobre los criterios de idoneidad, trayectoria y cientificidad.

El remedio es la lucha
"En cercanías de Fin de Año y en la escena nacional, fuera del marco de negociación CGT–Gobierno, con sabor a negociado y a bolsón navideño, sólo las CTA se disponen a una jornada de protesta. En el ámbito provincial, aun siendo Tucumán una de las provincias más golpeadas por la desocupación, el trabajo en negro y la pobreza, la quietud de los gremios y el silencio de los trabajadores resulta alarmante. Sólo el sector bancario y los movimientos sociales de desocupados ganaron las calles y se pronunciaron en paro.

"El SITAS, quien en los primeros días del mes de agosto ya iniciaba medidas de fuerza por idénticas razones a las acá expuestas, debió acatar el “frizamiento” apostado con una maniobra burocrática realizada por el gobierno. A través de la Secretaría de Trabajo, dictó la conciliación obligatoria ante el paro llevado a cabo por los Autoconvocados.

"Ya en octubre, y luego del mes de conciliación y de numerosos encuentros de dialogo infructuoso a partir del cual el gobierno poco y nada cumplió con lo convenido y firmado, las Asambleas Autoconvocadas votaron llevar a cabo un paro informático los días 31 de octubre y 1 de noviembre, para continuar con una marcha a realizarse el jueves 3 de noviembre, a las 19:30 horas en Plaza Independencia".

Fuente: www.apaprensa.com.ar

* Equipo de Comunicación de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA)