lunes, 12 de diciembre de 2016

MOVILIZACIÓN Y ASAMBLEA EN LA PUERTA DEL MINISTERIO DE TRABAJO

En el día de hoy se llevó adelante una nueva reunión paritaria en el ámbito del Ministerio de Trabajo. La AAPM de la RA, junto con el resto de los sindicatos integrantes de la FAAPROME, nos movilizamos a las puertas del Ministerio sito en Av. Callao 114 en la Ciudad de Buenos Aires.

Las cámaras de la industria farmacéutica no sólo se mantienen intransigentes en sus posturas sobre la discusión salarial, sino que además con la actitud que venimos denunciando nos lleva a concluir –tal cual lo planteamos al Ministerio de Trabajo- que la verdadera posición asumida por la patronal es la de no negociar en una clara conducta deseleal y antisindical. Conducta que, al pretender violar leyes provinciales y nuestro estatuto, violentan severamente el artículo 14 bis de la Constitución Nacional así como la totalidad de los tratados internacionales de aplicación en la materia en especial el Convenio 154 de la OIT.

La industria farmacéutica, que burla las políticas establecidas por el Ministerio de Salud de la Nación a través de la publicidad engañosa, así como también a la Secretaría de Comercio con incrementos en los precios por encima de la pauta inflacionaria, ahora intenta lo mismo con el Ministerio de Trabajo en tanto simula una negociación que por su materia es imposible de tratar.



Por lo tanto, la AAPM de la RA exigió al Ministerio de Trabajo que tome las acciones necesarias para poder llevar adelante la negociación paritaria en un todo de acuerdo a lo establecido en la Ley.

Como solemos decir, para las cámaras de la industria del medicamento “el mejor sindicato es el que no existe, y si existe al menos que sea corruptible”. Pero saben perfectamente que con AAPM de la RA eso no va a pasar, y que nos mantendremos firmes y unidos en la pelea.

La semana próxima se llevará a cabo una nueva reunión paritaria en el ámbito de FAAPROME. Los agentes de propaganda médica profundizaremos las medidas de fuerza con movilizaciones y asambleas en los laboratorios, congresos médicos y hasta en los bufetes de los abogados que dan sustento ideológico a esta mala fe negocial por parte de los laboratorios, hasta que la patronal se preste a negociar.