CTA Autónoma Tucumán: Comunicado de prensa a la opinión pública en general


La Central de Trabajadores de la Argentina Autónoma Tucumán (CTAAT), a través de la Secretaría de Previsión y Seguridad Social a cargo de Luis Roberto Arroyo quiere expresar:

_ Su más enérgico repudio a lo anunciado por el director de ANSES, Emilio Basavilbaso, quién manifestó que no habrá bono para los jubilados alegando falta de fondos. Lo que es una verdadera falacia y es una demostración cabal que al gobierno del Hood Robin, Mauricio Macri, no le interesa el bienestar de nuestros viejos ni el de los niños, jóvenes, veteranos de Malvinas, discapacitados y el bienestar del pueblo argentino en general.

_ A través de la CTA Autónoma Nacional que conduce el compañero Pablo Micheli, vamos a solicitar audiencia a la bicameral del senado nacional, encargada del control de los fondos de la seguridad social que preside el diputado nacional Luis Pastori, cómplice de la perversidad.

_ Vamos a exigir que le rindan cuentas al pueblo argentino, a los jubilados en particular de:
1. Cuanto es el dinero con el que cuenta el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS):
2. Cuanto es el dinero que rinde en utilidades los Prestamos Argenta, Procrear y demás.

_ Los jubilados queremos saber cuánto es la pérdida del FGS por culpa de la timba financiera (LEBAC, LELIQ), que genera una fenomenal fuga de capitales depositados en el exterior. De esta lamentable situación es responsable el Gobierno Nacional, encabezado por Maurio Macri y en particular el timbero de Basavilbaso.

_ El cuadro es apremiante, más de 300% de devaluación, un 50% de inflación previsto para este año, aumentos del más de 1000% en las tarifas de luz, agua y gas, los 14 aumentos de combustible en lo que va del año, la suba del más de 100% de los alimentos que forman la canasta básica, hacen que la población no aguante más.

_ Hoy son más los trabajadores que deben pagar impuesto a las ganancias, cuando en la campaña de 2015 el presidente mintió al afirmar que ningún trabajador pagaría impuesto a las ganancias en su gobierno. Además con el combo de la salvaje devaluación sumado a tasas de interés  de más de 70%, generaron la ruina de la Industria Nacional, provocando la pérdida de miles de puestos de trabajos, arrojandonos a la marginación. Este gobierno no dejó sector popular sin golpear, industriales, jubilados, trabajadores, todos víctimas de un plan económico neoliberal de ajuste, diseñado por el Fondo Monetario Internacional, en contra de los intereses de los trabajadores argentinos, para beneficiar a los especuladores internacionales.

Por todo esto desde la CTAA continuamos defendiendo a los más vulnerables e insistiremos por la reivindicación de un bono de 10 mil pesos, más un 20% de aumento para los jubilados, superior al 7.8% de aumento que fija el cálculo de la infame Reforma Previsional.

Macri, el Robin Hood de los ricos, convirtió en condenados sociales a los jubilados, haciéndolos vivir un verdadero calvario. El gobierno de los ricos condena a nuestros viejos al hambre, a la desesperación por no poder pagar la luz, sumado a la destrucción de PAMI, que dejó sin medicamentos a los pasivos. A ellos que trabajaron toda su vida y que hoy deberían estar disfrutando del retiro y no mendigando un pedazo de pan, ni protestando en EDET porque le cortaron la luz.

Desde la CTAAT estamos en estado de alerta y movilización; organizando a los compañeros jubilados y trabajadores en general, para profundizar la lucha contra el ajuste del gobierno, por nuestros derechos, por nuestra dignidad, para que nadie nos trate como la escoria de la sociedad.



Martín Rodriguez Secretario General de la CTAAT
Luis Roberto Arroyo Secretario de Previsión Social de la CTAAT
Julio Parra Secretario Gremial de la CTAAT