Juventud de la CTAAT: Matar no soluciona nada

La delincuencia no se combate matando a los malvivientes. La violencia solo empeora las cosas. El protocolo Bulrich no es la solución.

En la calle, pero más  en las redes sociales se encuentran opiniones a favor del gatillo facil. Dando muestra del odio y el poco valor que tiene la vida para cierto sector de la sociedad.

El incremento de los asaltos tiene que ver con el contexto económico social que estamos viviendo. Con la gran corrupción dentro de las fuerzas de seguridad y en la justicia. Hace falta una reforma del Poder Judicial.

Además es necesario la generación de más puestos de trabajo, de oportunidades para aquellos que viven en sectores vulnerables. Una política inclusiva que permita a los jóvenes encontrar una salida fructífera.

Si se da rienda suelta a la matanza por parte de la policía, la respuesta de la delincuencia será la misma o peor. Lo único que saldrá de eso será muertes y más muertes.

Por eso desde la Juventud de la CTA Autónoma Tucumán expresamos que el tema de la inseguridad tiene que ser abordado de manera urgente. Pero teniendo en cuenta que la mejor forma de enfrentar la delicuencia, es con más trabajo, más educación, pero sobre todo hay que luchar por un cambio rotundo en la justicia. Los jueces tienen que dejar de ser todopoderosos.

Tiene que haber medidas, con castigos ejemplares para los policías que trabajan con los tranzas o con los chorros.

Se tiene que terminar el odio contra la gente de bajos recursos y ayudarlos a salir adelante.

Matar no soluciona nada.