La Juventud de la CTA Autónoma sobre la situación de los estatales tucumanos

El neoliberalismo está avanzando desde que asumió Macri de una manera devastadora en nuestro país. La inflación es desmedida y nos espera unas fiestas de fin de año con privaciones que se vivían desde hace rato.

Miles quedaron sin trabajo, a nivel nacional se achicó el Estado y en el sector privado otro millar de PyMES cerraron sus puertas a cusa de los tarifasos, llevando a la debacle la industria nacional y a las economías regionales.

Por su parte el gobierno de Manzur fue cómplice en el ajuste de Macri, ya que mando a sus diputados nacionales a levantar las manos para aprobar leyes que van en contra del pueblo.

En este sentido otra falencia del Ejecutivo Provincial se presenta en las asignaciones familiares, porque en la provincia de paga mil pesos menos por hijo y 3 mil pesos menos por hijo discapacitado que a nivel nacional.

Además el gobierno tucumano no está cumpliendo el compromiso de la desprecarización laboral, miles de estatales están esperando la estabilidad definitiva con el pase a planta permanente, como así también el pase a planta transitoria de muchos de trabajadores que están con contratos temporarios. A esto se le suma que no se respeta el 4% de cupo en las reparticiones para los trabajadores discapacitados.

En este contexto económico que solo vaticina catástrofes, la estabilidad laboral es lo único que puede dar seguridad a la clase trabajadora.

Exigimos que el gobierno de Tucumán desprecarice a sus empleados, que no discrimine a los compañeros discapacitados, que equipare los montos de las asignaciones familiares y que de un bono de fin de año, para paliar la dura situación económica que atraviesa el país.